Para salir de la violencia, el policía Pesquera, terrorista de Estado

Por Julio A. Muriente Pérez
Publicado el 4/14/12 -Se trata de un enemigo declarado del movimiento independentista, cómplice de la derecha terrorista del exilio cubano y a quien se le señala como participante en actos terroristas contra Cuba y Venezuela. Un terrorista de Estado. Ese es el personaje que nos quieren endilgar (el Gobernador Luis) Fortuño y los federales, alegadamente para que nos ayude a salir del atolladero de violencia y criminalidad que se ha apoderado de Puerto Rico desde hace varias décadas. Y de paso, para que conspire contra el movimiento patriótico puertorriqueño.
Fortuño y los federales pretenden imponer la más dura de las manos duras, incapaces como han sido de asegurar al menos un poco de tranquilidad al Pueblo.
La designación de Pesquera ocurre diez y nueve años después de que el entonces gobernador Pedro Rosselló, correligionario de Fortuño, convocara a la Legislatura con carácter de urgencia, para ofrecer su propuesta de “mano dura contra el crimen”. Ello ocurrió el 11 de febrero de 1993. Rosselló había juramentado el dos de enero anterior. Ese mes hubo 104 asesinatos en el País. Con apenas siete páginas de un discurso peligrosamente superficial y agresivo y con el apoyo incondicional de la Legislatura PNP, se inició un proceso que incluyó, entre otras medidas, la ocupación de comunidades pobres por la Guardia Nacional, la celebración de un referéndum para derogar el derecho constitucional a la fianza, la construcción de prisiones, el reclutamiento masivo de policías y una “declaración de guerra” a los criminales.
Según datos oficiales, en estos diez y nueve años de política de mano dura (1993-2011) han sido asesinadas 15,499 personas, un promedio de 815 personas al año. Las cifras más elevadas han ocurrido precisamente en 1993 (954), 1995 (995) y 2011 (1,136).

Pero esos números no reflejan lo peor: el clima general de violencia desatada por todos y todas como cosa normal, promovida como si nada por los medios de comunicación, auspiciada y tolerada por funcionarios de gobierno, ejecutada por cónyuges contra cónyuges, padres y madres contra hijos, jóvenes contra ancianos, vecinos contra vecinos o desconocidos contra desconocidos.
Esa realidad, en la que estamos implicados todos y todas, no constituye un problema policiaco. En este país se cometen cada día miles de actos de violencia, la mayoría de los cuales no adquiere naturaleza de delito. No son delincuentes, ni miembros del punto, ni gatilleros, ni asaltantes, los responsables de gran parte de esos actos. Son ciudadanos como usted y como yo, que nos hemos ido contaminando de esas formas violentas e insensibles para dilucidar cualquier situación.

Frente a ese cuadro de raíces profundamente sociales, nada puede hacer la Policía que no sea atender los casos que le sean informados, luego de que los hechos hayan acaecido.
Lo que Puerto Rico necesita con carácter de emergencia no son más policías armados hasta los dientes, ni super agentes del FBI manchados con lo peor; ni políticas de mano dura que nos han llevado al desfiladero.
Lo que Puerto Rico necesita urgentemente son fuentes de trabajo, atención amorosa a nuestros niños, poder para controlar nuestro espacio marítimo, aéreo y terrestre, justicia distributiva, que cese el consumismo vicioso que impone la idea de que se vale por lo que se tiene y no por lo que se es. Lo que necesitamos es una visión salubrista que eche a un lado las visiones represivas y policiacas que tanto daño nos han hecho. Lo que necesitamos es un sistema educativo integrador, patriótico y pertinente; medios de comunicación de masas que dejen de ser cómplices del mercadeo inescrupuloso de la violencia y el odio.

Necesitamos imponer nuevas visiones de mundo, nuevos paradigmas, en los que predominen el amor, la solidaridad, el respeto, la justicia, la igualdad, el culto al trabajo y al estudio y el deseo de servir al prójimo y al País. De estas cosas ni Fortuño, ni Pesquera, ni el Homeland Security saben un comino. Ni les interesa saber.
Es tarea nuestra, ineludible, inexcusable, en la que, literalmente, nos va la vida.
(*) El autor es profesor universitario y Copresidente del Movimiento Independentista Nacional Hostosiano.

18 comments

  1. 293409 136780For anybody who is considering about external complications, sometimes be tough amaze those to realize to produce just a single weed in this really flowing typically requires eleven liters concerning gasoline to. dc free of charge mommy weblog giveaways family trip home gardening residence power wash baby laundry detergent 952365

  2. 401236 629341A domain name is an identification label which defines a realm of administrative autonomy, authority, or control inside the Internet. Domain names are also critica for domain hostingwebsite hosting 758148

  3. 409701 613261There exist a couple of several different distinct levels among the California Weight loss program and each and every a person is pretty crucial. You are procedure stands out as the the actual giving up with all of the power. weight loss 433003

Comments are closed.