“¿Dónde estaba Meryl Streep cuando Obama enjuiciaba a informantes y bombardeaba a inocentes?”

El discurso anti-Trump de Meryl Streep en la noche del pasado domingo durante la gala de los Globos de Oro fue “una actuación sublime”, realizada “con emoción y gracia”, y “una verdadera obra lacrimógena para cualquier persona preocupada por la próxima era Trump”, escribe la analista irlandesa Danielle Ryan en un artículo para RT.

Sin embargo, la intervención de la intérprete también “apestaba a hipocresía pura”, denuncia la analista, aunque afirma adorar a Meryl Streep como actriz.