Desalojan a los últimos activistas contra el oleoducto Dakota Access

Por Carolina Martín adalid

Nueva York 02/2017 .- Menos de un mes ha pasado desde que el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, firmó la orden ejecutiva para culminar la construcción del oleoducto Dakota Access, -por el trazado previsto y sin revisión medioambiental como reclamaban los indios Sioux-, después de que Barack Obama lo paralizara al final de su Ferragamo Shoes Sale Online mandato. Al ’empujón’ que dio Trump al proyecto se sumó este miéFerragamo Mens Sandals Sale rcoles el de las autoridades estatales de Dakota del Norte para desmontar el campamento Oceti Sakowin, último bastión de resistencia al oleoducto. Alrededor de dos centenares de indígenas abandonaron sus tiendas, cumpliendo la orden dada hace una semana por el gobernador del estado, Doug Burgum, para que evacuasen la zona antes de las dos de la tarde. Otros activistas, sin embargo, desafiaron el plazo dado por el gobernador y el Cuerpo de Ingenieros del Ejército, y permanecieron en el campamento. La policía comenzó a Salvatore Ferragamo Low Heel Pumps Sale desalojar el recinto y arrestó a  33 personas.

TITULARES24 FEB. 2017Los últimos de Oceti Sakowin, que permanecieron en el campamento hasta que expiró el plazo, aguardaron el momento entre plegarias y cáFerragamo Shoes Sale Online nticos. Horas antes habían incendiado varias tiendas en un acto ceremonial. El tramo final del oleoducto, que transportará crudo desde Dakota del Norte hasta Patoka (Illinois) y mide 1.770 kilómetros, pasa junto a la zona norte de la reserva Sioux “Standing Rock” y el lago Oahe, que abastece de agua a los nativos. Una razón que llevó a centenares de indígenas -de más de un centenar de tribus- y ambientalistas a levantar un campamento en esas tierras para bloquear su construcción con este itinerario en julio de 2016. “No somos criminales. Estas son tierras del tratado [Fort Laramie de 1851]”, decían las mujeres de Standing Rock en el campamento hace unos días. Estas palabras Ferragamo Womens Handbags Sale formaban parte de un vídeo con su última petición de ayuda antes de que el calendario marcase 22 de febrero y el reloj las dos de la tarde. El gobernador ordenó a los manifestantes que abandonasen el campamento ante su preocupación por “la seguridad” de los activistas y para “evitar un desastre ecológico al rio Missouri”, según la orden de emergencia firmada. La zona tenía que ser evacuada, señalaba el decreto, para que se pudiese acelerar la recogida de basuras antes de una posible crecida del río. La oferta que recibieron los ‘guardianes del agua’ -como se denominan a sí mismos algunos de los manifestantes- les ponía en la disyuntiva de elegir entre un pasaje en autobús a Bismarck -la capital del estado- o la cárcel. En esa tesitura, muchos recogieron su petate, pero otros aguantaron. Mientras indígenas y ambientalistas se oponen al proyecto por los riesgos que implica para el medio ambiente -con tuberías pasando cerca del lago Oahe-, el presidente hacía números. El oleoducto supondrá unos 3.800 millones de dólares de inversión y llevará medio millón de barriles al día por sus conducciones. “Vamos a poner a trabajar de nuevo a muchos obreros de la Salvatore Ferragamo Womens Belts Sale siderurgia”, decía Trump el 24 de enero mientras rubricaba el documento ante los medios e insistía en que las conducciones serían hechas en EEUU. Ese día también dio luz verde a otro proyecto el oleoducto XL Keystone, que se traduce en “28.000 puestos de trabajo”.
Desde Greenpeace emitieron un comunicado dando las gracias a los indígenas de diferentes comunidades que se “unieron en Standing Rock para oponerse al desastroso oleoducto”. También pidieron que no se olvide que Trump “personalmente ha invertido en Energy Transfer Partners, la compañía detrás del oleoducto Dakota Access”.

(FOTO LEYENDA)

Fuerzas policiales movilizadas en vehículos blindados, con el apoyo de la Guardia Nacional, allanaron luego el campamento de resistencia cercano de