A apagar la luz y abanicarse

Por Julio R Muñoz

¿Sabe el pueblo de Estados Unidos que – en porcentaje suficiente-  eligió a Donald Trump para ser su Presidente, lo que realmente significa que su País se retire del Acuerdo de París (2015)?Los acolitos de Trump dicen, “si queremos hacer que nuestro Pais sea grande otra vez, tenemos que actuar como antaño, trabajar fuerte, extraer todas nuestras riquezas que abundan en nuestro suelo aún y no depender del chantaje “económico-político- de otros países productores de carburantes fósiles” Lo dijo Trump hasta el cansancio durante su campaña y ahora lo implementa cumpliendo su promesa. Al menos esta. Ya corre petroleo por el oleoducto de Dakota Access y se implementa una politica de mano dura – contratando (TigerSwan) fuerzas paramilitares de seguridad – contra los aborígenes americanos y patriotas que se oponen a ello como si fueran terrorista del EI (1).Trump para justificar el retiro del Acuerdo de París dice que el asunto exigía mucho sacrificio al pueblo estadounidense. Que era una “redistribucion de nuestras riquezas hacia el resto del mundo”. Afirma que ahora, con el retiro, es de efecto inmediato el cese del flujo de esas “cargas financieras draconianas” (falso porque existen estipulaciones de plazos para hacerlas efectivas que van de 3 a 4 años). Lo del aumento del “calentamiento global” es puro “cuento chino” (2) afirma enfáticamente.

Ya dispuso paralelamente que la Agencia para la Protección del Medio Ambiente se desmantele inmediatamente. Su gobierno afirma (Fisher del Dpartamento de Energía y Scott Pruitt en la Agencia de Protección Ambiental) que “la política de energía limpia es la amenaza más grande a a la red eléctrica nacional, superior a las amenazas de los ciberataques, el terrorismo y los eventos climáticos extremos”. Como vemos todo esto nos luce a pura demagogia, ignorancia y mucho de interes de parte de algunos sectores industriales y varones del petroleo tadavia.

Trump a la cabeza de sus escépticos del “cambio climático” afirman que, los que se rasgan las vestiduras ahora son los mismos que en el 2015 durante las negociaciones del Acuerdo de Paris, la Unión Americana ya habían logrado los siguientes puntos:  el “compromiso no vinculante” (o sea no obligatorio); la exclusión del Acuerdo de toda referencia a las responsabilidad por las emisiones acumuladas en la atmosfera hasta esa fecha (EE.UU emite el 14% de toda la contaminación atmosférica mundial (3); la exclusión a la obligación de transferencia fácil de recursos financieros e información técnica a los países en desarrollo; y por último, ninguna obligacion de transferir $100,000 millones de dólares anuales a los países en desarrollo, tal como había sido acordado en su momento. Todos estos puntos ya habían logrado imponerse desde las negociaciones del 2015 (con Barak Obama de Presidente). Por lo tanto, el Gobierno actual el de Trump no ha hecho sino reafirmarse en dichas exclusiones y privilegios.