Debería Meter su Ropa Interior al Microondas?

Por el Dr. Mercola

Puede ser que lavar la ropa podría no sea tan inofensivo como se imagina. Los detergentes depositan químicos tóxicos en su lavadora, en su ropa y en el medio ambiente. Sin embargo, por otro lado, usar ropa plagada de bacterias y empapada de sudor, tampoco es una respuesta saludable.

Mediante investigaciones se ha demostrado la capacidad de un horno de microondas para matar las levaduras de la ropa interior.

Aunque las sugerencias de que meter ropa interior recién lavada y todavía húmeda al microondas para esterilizarla de Candida albicans, la levadura que con frecuencia es responsable de las infecciones vaginales por levadura, puede ser rápido y fácil, las consecuencias no lo son.

 

Es Posible que su Ropa Interior No Necesite Ser Desinfectada Después de una Infección

Por lo general la cándida albicans, la levadura que causa infecciones vaginales por hongos, se encuentra viviendo en el área vaginal en pequeñas cantidades. Sin embargo, en las circunstancias adecuadas, estas levaduras pueden multiplicarse con facilidad, lo cual aumenta su riesgo de desarrollar una infección vaginal junto con los irritantes e incómodos síntomas que están asociados a ella.

La levadura disfruta de vivir en un ambiente cálido y húmedo, por lo que incluso con sólo unas cuantas gotas de incontinencia urinaria o continuar usando ropa interior con la que había estado sudando, podría ser suficiente para desencadenar una infección o que se siga desarrollando una infección ya presente.

Por desgracia, sólo lavar su ropa interior en la lavadora, incluso con agua caliente, podría no ser suficiente para matar a las molestas bacterias y levaduras.

Uno de los riesgos es volver a infectarse después de tener una infección por levaduras o adquirir una infección primaria a causa de su ropa interior con altos niveles de bacterias y levaduras. El tipo de ropa interior que usa también puede aumentar su riesgo debido a que la levadura tiende a desarrollarse en la ropa apretada o sucia que no es de algodón y que guarda la humedad.

Al elegir sus prendas interiores, es importante que el área de la entrepierna sea de algodón sin colorantes con el fin de drenar la humedad, y sin materiales sintéticos o tipo seda que atrapan la humedad y podrían irritar la piel sensible.

El Departamento de Energía de los Estados Unidos recomienda que el calor de los calentadores de agua debe ajustarse a 120 grados Fahrenheit.

Philip Tierno, profesor de microbiología y patología de la Facultad de Medicina de la Universidad de Nueva York, está en desacuerdo y dice que la temperatura del agua debe ser de por lo menos 140 grados Fahrenheit para matar a las bacterias y gérmenes que viven en su ropa.

Si bien el agua de la lavadora no está suficientemente caliente como para matar a la mayoría de las bacterias, un estudio del Journal of Hospital Infection evaluó la capacidad de las lavadoras domésticas para eliminar el Staphylococcus aureus y otras bacterias gram-negativas.

Lo que encontraron los investigadores fue que las bacterias no fueron destruidas en la lavadora, pero las unidades de bacterias llegaron a niveles aceptables si los uniformes eran secados o planchados, ya que el material se volvió lo suficientemente caliente como para matar a las bacterias.

 

Las Opciones de Ropa Interior Pueden Crear Más Problemas
Varias otras elecciones que hace sobre sus prendas de ropa interior también pueden aumentar su riesgo de rozaduras, irritación de la piel o incluso infecciones. Si tiende a tener infecciones bacterianas o por levaduras, es posible que el uso de una tanga empeore la situación.
Las tangas tienen una forma única de transportar E. coli desde el ano hasta el área vaginal, advierte la doctora Donnica Moore una popular conferencista, defensora de la salud de la mujer y fundadora del Sapphire Women’s Health Group.11
Las tangas también podrían ser más irritantes para la piel sensible, ya que tienen más contacto con el tejido vaginal. Esto no significa que no pueda usarlas–sólo que debe encontrar el tipo que se ajuste correctamente a su cuerpo.

Si son incómodas, entonces busque una marca distinta. Sin embargo, permanecer sin ropa interior durante el día no es una buena idea, ya que las costuras de la mayoría de los pantalones llegan al área vaginal, lo cual crea fricción e irritación en el tejido. Y, sin el algodón para absorber la humedad, la piel también puede llegar a irritarse más.

Y aunque no es buena idea estar sin ropa interior durante el día, es una excelente manera de permitir que llegue el aire a su área genital durante la noche. Siempre y cuando se sienta cómoda, Moore recomienda dormir sin ropa interior.
¿Con Qué Frecuencia Debe Lavar sus Sábanas?
Cambiar su ropa interior por lo menos una vez al día y mantenerla limpia y seca reduce su posibilidad de sufrir irritación en la piel o carne viva.
En climas cálidos, podría sudar hasta 26 galones al año, esto hace que sus sábanas sean un auténtico pantano de bacterias y enorme criadero de ácaros.
Los ácaros de polvo son diminutas criaturas, miden cerca de 0.015 pulgadas en longitud.14 Se alimentan de las células cutáneas muertas y se desarrollan en un ambiente húmedo debido a que no pueden beber el agua pero deben absorberla a través de sus cuerpos. Sus sábanas, colchones y almohadas son el entorno perfecto para su crecimiento.
Podría pasar hasta un tercio de su vida en la cama con estos ácaros. Su sudor y células muertas de la piel también proporcionan un abundante medio de cultivo para hongos y bacterias. Esto plantea la cuestión de la frecuencia con que se deben lavar las sábanas.

La mezcla microbiana que se encuentra en sus sábanas es el resultado de las bacterias que viven en su piel y de los hongos y bacterias que se derivan de sus células cutáneas, contribuciones vaginales, anales, saliva y sudor.

¿La Enfermedad Podría Venir de su Lavadora?
Por desgracia, su ropa sucia podría salir aún más sucia después de haber pasado a través de su lavadora. Los expertos han descubierto que es probable que su lavadora esté repleta de bacterias que encuentran la manera de llegar a su ropa y después a usted–y su ropa interior es el mayor responsable.
Charles Gerba, profesor de microbiología de la Universidad de Arizona, ha pasado años investigando los gérmenes que crecen y se desarrollan en la lavadora. Gerba dice que la ropa interior es el mayor problema ya que a menudo lleva material fecal a las lavadoras.
El material fecal puede transportar una serie de bacterias distintas, incluyendo rotavirus, E. coli, salmonella y el virus de la hepatitis A.
Podría ser capaz de reducir la carga bacteriana de su lavadora al utilizarla vacía con un desinfectante de manera habitual.
Porqué el Hornos de Microondas No es su Mejor Opción
Aunque las investigaciones han demostrado que utilizar un horno de microondas para calentar sus prendas de ropa interior después de lavarlas, mientras todavía están húmedas, podría ayudar a reducir el crecimiento de Cándida albicans, hay otras razones que hacen que su horno de microondas sea una elección aún peor.
Para poder colocar su ropa interior en el horno de microondas debe ser de algodón y no de materiales sintéticos. La ropa interior sintética puede derretirse con el calor que se usa para desinfectarla.

No obstante, al abrir y cerrar la puerta de golpe con frecuencia antes de que la máquina se detenga o hacer mal uso de la puerta,24 podría aumentar la cantidad de radiación que se escapa del horno.

Sin embargo, los biólogos han demostrado efectos dañinos a 0.01 MICROwatts, que es medio millón de veces menos que el estándar de la FDA.

Los científicos convencionales y los fabricantes se aferran a la idea de que las microondas que son emitidas de sus teléfonos celulares, enrutadores de Wi-Fi, hornos de microondas y equipos digitales inalámbricos, tales como tabletas y computadoras inalámbricas, son seguras debido a que no causan daños térmicos.

El Daño Térmico No es el Culpable
Al evaluar más de dos docenas de estudios que demuestran cómo se podría reducir radicalmente el daño biológico que es causado por la radiación de microondas, mediante el uso de bloqueadores de canales de calcio, el Profesor Emérito Martin Pall descubrió el mecanismo de cómo la exposición a microondas no térmicas de bajo nivel desencadena daño biológico.

La investigación de Pall demuestra cómo la radiación de microondas causa daño biológico masivo, pero no daño térmico. Una vez activados los VGCC, los iones estimulan la liberación de óxido nítrico. Esto se combina con superóxido para formar peroxinitrato, y después formar radicales libres de hidroxilo.

Estos son los radicales libres más destructivos conocidos por el hombre que destruyen el ADN mitocondrial y nuclear, lo cual da lugar a una disfunción mitocondrial, el origen de la mayoría de las enfermedades crónicas.

Los tejidos corporales con la mayor densidad de VGCCs son su cerebro y otros tejidos nerviosos, como el marcapasos del corazón y los testículos. Esto podría explicar porqué las tasas de autismo, Alzheimer, arritmias, infertilidad masculina y depresión están aumentando rápidamente.
Esto significa que cada vez que enciende su horno de microondas, podría estarse exponiendo a una densidad de radiación de microondas miles de veces superior a la de su teléfono celular. Esta es la principal razón por la que recomiendo bastante eliminar el horno de microondas de su hogar.

Rompa el Ciclo Enfermo de Lavandería

Hay varias maneras de reducir el potencial de bacterias u hongos que pasan de una prenda a otra, sin usar toxinas peligrosas ni exponerse a los daños de la radiación de microondas.

  • Secadora.- Si seca su ropa durante al menos 30 minutos, la secadora matará las bacterias y hongos.
  • Lave sus manos.- Es importante lavarse las manos después de transferir ropa húmeda repleta de bacterias de la lavadora hacia la secadora con el fin de reducir el paso de esas bacterias hacia su nariz o boca, lo que podría aumentar su riesgo de desarrollar una infección.
  • Lave la ropa interior por separado
  • Use un aditivo para su ropa sucia
    Agregar 2 tazas de 10 partículas por millón (ppm) de plata coloidal al ciclo de enjuague impregnará su ropa con plata, un antibacteriano natural.
  • Limpie su lavadora de manera habitual . Considere limpiar la superficie del tambor (donde se lava la ropa) con vinagre blanco y bicarbonato de sodio.
    Después agregue un aceite esencial que tenga propiedades antibacterianas como citronela, menta, eucalipto, aceite de naranja o palmarosa, a su lavadora y déjela funcionar con agua caliente sin una carga de ropa.