Nobel de la Paz critica a Macri por visita de Israel

Publicado 11 septiembre 2017

La llegada al país del primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, fue duramente cuestionada por el activista, argumentando que esa nación comete crímenes de lesa humanidad y ampara a genocidas.

El Premio Nobel de la Paz 1980 y activista argentino por los derechos humanos, Adolfo Pérez Esquivel, manfiestó su repudio a la visita a del Primer Ministro de Israel, Benjamín Netanyahu a Argentina.

Pérez Esquivel aseguró que el mandatario “está acusado de haber cometido crímenes de lesa humanidad en la Corte Penal Internacional por matar civiles bombardeando escuelas, hospitales y mezquitas de Palestina”. Recordando además que Isreal “le brinda protección a un represor de la última dictadura argentina”, en referencia a Teodoro Aníbal Gauto, exagente del dictador Jorge Rafael Videla, quien vive en ese país desde 2003.

En mayo de este año, el gobierno de Netanyahu negó la solicitud realizada Argentina en 2015, exigiendo la extradición de Gauto, actualmente prófugo de la justicia argentina -con pedido de captura internacional de Interpol- por su responsabilidad en crímenes de lesa humanidad.

“No me extraña que este Presidente (Mauricio Macri), tan empeñado en desconocer los 30.000 desaparecidos por la dictadura militar, en minimizar la política de derechos humanos, y desconocer la desaparición forzada de Santiago Maldonado, tenga buenas relaciones con un protector de represores. No es casual que no hablen del terrorismo de Estado”, dijo el académico.

Para el líder argentino, Macri tiene la obligación legal y moral de insistir para lograr la extradicción del genocida y poder juzgarlo en Argentina.

El mandatario argentino y el primer ministro se proponen retomar la histórica afinidad entre ambos países -Argentina alberga la quinta mayor comunidad judía fuera de Israel -, que se enfrió cuando el gobierno de Fernández negoció con Irán un acuerdo en 2013 para supuestamente esclarecer el atentado contra un centro comunitario judío en 1994. El convenio, que nunca entró en vigencia, fue cuestionado por la comunidad en tanto que el fiscal Alberto Nisman denunció que la presidenta Fernández en realidad negoció la impunidad de cinco ciudadanos iraníes señalados como responsables del ataque que dejó 85 muertos.

Nisman apareció muerto cuatro días después de presentar la denuncia. La justicia aún no ha determinado si se suicidó o lo asesinaron.

El fiscal que lo sucedió en la investigación pidió la semana pasada que Fernández sea citada a declarar por presunto delito de encubrimiento y traición a la patria por el trunco acuerdo con Irán, enemigo declarado de Israel.

 

Adolfo Pérez Esquivel es presidente del Consejo Honorario del Servicio Paz y Justicia América Latina. | Foto: EFE/ Teodoro Aníbal Gauto, buscado por delitos de lesa humanidad, protegido por Israel