Las nueces fortalecen las funciones claves del cerebro

Las nueces son uno de los alimentos más ricos en nutrientes disponibles, con un inigualable perfil de ácidos grasos insaturados, proteína vegetal, fibra, mineral y vitamínico. Las nueces también contienen otros compuestos bioactivos como fitoesteroles y antioxidantes fenólicos. La ciencia nos asegura que comer nueces regularmente fortalece las frecuencias de ondas cerebrales asociadas con la cognición, la curación, el aprendizaje, la memoria y otras funciones clave del cerebro.

Nueces y cerebro

En el estudio, que se titula “Nueces y cerebro: los investigadores descubrieron que algunas nueces estimulan algunas frecuencias cerebrales más que otras. Los pistachos, por ejemplo, produjeron la mayor respuesta de ondas gamma, que son críticas para mejorar el procesamiento cognitivo, la retención de información, el aprendizaje, la percepción y el movimiento rápido de los ojos durante el sueño. Los cacahuetes/maní, que en realidad son legumbres pero formaron parte del estudio, produjeron la mayor respuesta delta, que se asocia con inmunidad saludable, curación natural y sueño profundo.

El investigador principal del estudio, Lee Berk, DrPH, MPH, decano asociado de investigación en LLU School of Allied Health Professions, dijo que aunque los investigadores encontraron variantes entre las seis variedades de nueces probadas, todas ellas eran ricas en antioxidantes muy beneficiosos, con las nueces (nogal) conteniendo las mayores concentraciones de antioxidantes de todos.

“Este estudio proporciona hallazgos beneficiosos significativos al demostrar que los frutos secos son tan buenos para su cerebro como para el resto de su cuerpo”, dijo Berk, agregando que espera que los estudios futuros revelen que hacen otras contribuciones al cerebro y así como al sistema nervioso.

Para recopilar datos de investigación sobre el consumo de nueces y el cerebro, Berk, quien es más conocido por sus cuatro décadas de investigación sobre los beneficios para la salud de la felicidad y la risa, así como un grupo de estudios recientes sobre antioxidantes en el chocolate negro, reunió un equipo de 13 investigadores para explorar los efectos del consumo regular de frutos secos en la actividad de ondas cerebrales.

En la introducción al estudio, el equipo observó que los diferentes tipos de nueces contienen diferentes tipos de antioxidantes. Sin embargo, lo que no sabían era si los diferentes antioxidantes de las nueces tenían diferentes efectos moduladores sobre la respuesta de las ondas cerebrales.

Para averiguarlo, Berk y sus colegas probaron los efectos del consumo de frutos secos en las modulaciones de frecuencia dentro del cerebro. Dijo que el cerebro humano produce cinco tipos distintos de ondas: delta, theta, alfa, beta y gamma, y ​​que cada onda produce su propia frecuencia y ocupa su propio ancho de banda. “Algo así como estaciones de radio en un selector”, dijo.

Michael Samardzija, PhD, JD, vicepresidente asociado de asuntos de investigación, dice que los investigadores de la Universidad Loma Linda han descubierto los beneficios para la salud de las nueces durante décadas. Cita múltiples estudios realizados por Joan Sabate, MD, DrPH y otros investigadores de la Escuela de Salud Pública, que han demostrado que los frutos secos promueven la salud cardiovascular, la prevención del cáncer y el envejecimiento saludable.

“Estos resultados provenientes de la investigación del Dr. Berk en la Escuela de Profesiones de la Salud Aliadas muestran que los frutos secos ahora pueden considerarse uno de los superalimentos que ayudan a apoyar la salud cerebral”, dijo Samardzija.

Fuente:

-http://www.fasebj.org/content/31/1_Supplement/636.24

-http://preventdisease.com/news/17