¿Realmente podría el “Pacto de Lima” dejar por fuera a Perú o Colombia del Mundial de Rusia 2018 y darle la clasificación a Chile?

El rumor no termina de desaparecer y por eso se mantiene la incertidumbre sobre si puede ocurrir algo que altere la clasificación final de las Eliminatorias sudamericanas al Mundial de Rusia 2018.

 

La razón es por el recurso que interpusieron en carácter particular los abogados chilenos Luis Mariano Rendón y José Marcelo Adasme Bravo ante la FIFA en el que se pide sancionar a Perú y Colombia por lo que pasó en los minutos finales del partido.

Lo que busca Rendón es que la FIFA expulse a los dos países de la cita mundialista del próximo año o en su defecto retire los puntos obtenidos en dicho partido, escenarios que dejaría a Chile con el boleto directo a Rusia o en su defecto con la posibilidad de disputar el repechaje contra Nueva Zelanda en noviembre.

El letrado acusó que lo ocurrido en el llamado “Pacto de Lima” fue un “amaño escandaloso” y por eso presentó un documento con 43 evidencias en las que se demuestran que hubo violación al artículo 69 del Código de Disciplina del organismo rector del fútbol.

 

“El que intente influir en el resultado de un partido contraviniendo los principios de la ética deportiva será sancionado con la suspensión por partidos o la prohibición de ejercer cualquier actividad relacionada con el fútbol y una multa en cuantía no inferior a 15,000 CHF (unos US$15.200). En los casos graves se impondrá la prohibición de ejercer de por vida cualquier actividad relacionada con el fútbol”, estipula la norma citada en el reglamento.

 

La FIFA respondió en un principio confirmando conocimiento de la demanda y agradeció “la valiosa información proporcionada, cuyo contenido ha recibido nuestra completa atención”.

Pero este lunes dio un paso más y en una carta dirigida al abogado Rendón, firmada por Wilma Ritter, secretaria adjunta de la Comisión Disciplinaria, informó que estaba analizando el contenido y que si decide abrir un proceso, lo puede hacer de oficio.

 

¿Y ahora?

En la misiva, la FIFA se refiere desde el principio a “supuestas irregularidades” y aclara al final que la comunicación tiene carácter “meramente informativo”.

También deja estipulado que “la facultad de comunicar las conductas que puedan ser contrarias al reglamento de la FIFA, no confieren la condición de parte del caso de que un hipotético procedimiento disciplinario fuese creado”.

Ese punto aclara que no es necesario que Chile presente un recurso formalmente, medida que la Asociación Nacional de Fútbol Profesional de Chile (ANFP) anunció no iba a tomar.

El hecho de que no se trate de una protesta oficial del fútbol chileno no ha impedido que haya cierta preocupación en Colombia y Perú por lo que pueda determinar la FIFA, que se tiene que pronunciar en un corto plazo dada la cercanía del partido de ida de la repesca mundialista en Wellington el próximo 11 de noviembre entre Perú y Nueva Zelanda. Chile fue goleado por Brasil y quedó fuera del Mundial.

 

En la mente está la claridad en la que se ven a los jugadores de los dos equipos hablando en el campo y el poco esfuerzo que muestran para ganar el partido en los minutos finales.

A eso se suma las declaraciones que hubo después del encuentro del colombiano Radamel Falcao y del peruano Renato Tapia.

“Hablé con Radamel y me dijo que ya estábamos los dos adentro”, comentó Tapia, aclarando que “esto es fútbol y siempre queremos salir a ganar”.

El Tigre, por su parte, negó que haya habido un acuerdo verbal, pero admitió que “nosotros estábamos enterados de lo que estaba pasando en los otros partidos, estábamos jugando con los otros resultados y en ese momento (quise) hacer saber eso, nada más”.

 

En el apartado 2 del artículo 69 se específica que “en caso de influir ilícitamente en el resultado de un partido a través de un jugador o un oficial, tal como se menciona en el apartado 1, se podrá imponer una multa al club o a la asociación a la que pertenezca el jugador o el oficial”.

“En los casos graves se podrá sancionar al infractor con la exclusión de una competición, el descenso a una categoría inferior, la sustracción de puntos y la devolución de premios”, termina.

El abogado colombiano Víctor Delgado, especialista en derecho deportivo y director jurídico de la agencia Central Agencia Deportiva, le dijo a BBC Mundo que la FIFA está actuando como corresponde, pero que eso no implica que vaya a pasar algo.

Para Delgado no hay indicios que se haya producido una conducta irregular o arreglo de partido ya que los jugadores lo que hicieron fue conocer un resultado que se sabía y que ellos interpretaron correspondía a sus intereses.

“Lo que habría que saber es por qué el partido no comenzó a tiempo y al ir más tarde se produce la situación que se conoce el otro resultado, pero eso es algo que no corresponde a Colombia”, afirmó.

Uno de los escenarios que temen es que la FIFA decida no castigar a las federaciones, pero sí a los jugadores implicados como Falcao, quien según el reglamento podría ser suspendido de oficio por el Comité de Disciplina.

“La actitud de Radamel no la pueden calificar de amaño y es imposible probar que hizo algo irregular. Fue una situación de juego normal y él no tiene que probar su inocencia”.

La FIFA todavía no abrió un procedimiento formal y en sus comunicados no da pistas sobre si lo hará pese a que el tiempo apremia. De no hacerlo todo se mantendría como hasta ahora: Colombia en el Mundial, Perú en el repechaje y Chile eliminada.

Fuente: BBC Mundo