Azafrán mejora tu estado de ánimo, combate la depresión

El azafrán es una especie que se produce a partir de los estigmas secos de la flor Crocus sativus, planta perenne perteneciente a la familia de las Iridáceas. El azafrán se caracteriza por poseer un sabor amargo y un aroma característico: éstos provienen de sus componentes químicos: picrocrocina y safranal. También contiene un pigmento, que es un carotenoide llamado crocina, utilizado en la cocina para proporcionar a la comida un color amarillo luminoso. En España se utiliza como componente indispensable para la paella. El azafrán alcanza precios muy elevados porque su cultivo, recolección y manipulación son muy delicados. Se necesitan 250.000 flores de azafrán para lograr un kilogramo de azafrán puro. En la actualidad se produce en Irán, España, Marruecos, India y Grecia.
En la medicina asiática, y en particular en la Medicina Tradicional Persa, se ha utilizado medicinalmente para tratar trastornos menstruales, parto dificil, inflamación, vómitos y enfermedades de garganta. En la Medicina Tradicional China, donde se le conoce como Fan-Hong-Hua, se utiliza para diversos fines tales como afrodisíaco, antiespasmódico y expectorante. Un texo de la dinastía Mongol menciona que: “la ingestión a largo plazo lleva al corazón de la persona a ser feliz”.

Los componentes característicos del azafrán son la crocina (responsable de color), la picrocrocina (responsable del sabor amargo), y el safranal (responsable del olor y aroma). El color intenso del azafrán es debido a pigmentos del tipo de los carotenoides. Aunque el azafrán contiene algunos carotenoides (α y β-caroteno, zeaxantina y licopeno), su capacidad de tinción es debida principalmente a la crocina (ester de crocetina). Contiene aceite esencial (máximo 1%), en el que se encuentran varios aldehidos y terpenos. El constituyente más abundante es el safranal. El azafrán es una especie a la que se le atribuyen propiedades antioxidantes, investigaciones recientes han determinado que el azafrán contiene compuestos fenólicos y bioflavonoides.

Azafrán y depresión.

El azafrán también se ha utiizado para tratar la depresión. Muchos libros persas de plantas medicinales hacen referencia a este uso. En la actualizadad existen diferentes investigaciones que han demostrado su eficacia en el tratamiento de la depresión leve o moderada. Su acción se fundamenta en los resultados de los últimos ensayos clínicos. Se piensa que el azafrán puede ejercer su efecto antidepresivo a través de la modulación de los niveles de ciertas sustancias químicas en el cerebro, incluyendo la serotonina (neurotransmisor relacionado con el estado de ánimo). Aunque se ha propuesto que el azafrán aumenta los niveles de serotonina en el cerebro, el mecanismo de acción exacto es todavia desconocido. El extracto de azafrán podría inhibir la recaptación de serotonina en las sinapsis, lo que mantendría la serotonina en el cerebro más tiempo, ejerciendo así sus efectos positivos.

Este mecanismo se apoya en estudios con animales, lo que demuestr propiedades antidepresivas en los extractos procedentes de varias partes de la planta de azafrán. Las propiedades medicinales del azafrán pueden atribuirse a varios de sus compuestos como crocetina, crocinas y safranal, activos que tiene propiedades antioxidantes, captadoras de radicales libres, que actúan protegiendo contra una variedad de especies reactivas de oxígeno. Si embargo, no se han identificado completamente los componentes específicos del azafrán que influyen en el estado de ánimo y mejoran los síntomas de la depresión, aunque se creen debidos a la crocina y el safranal. La acumulación de evidencias apoya el uso del azafrán en el tratamiento de la depresión leve o moderada.

Diferentes estudios clínicos recientes han evaluado los efectos de la suplementación con azafrán en participantes con trastornos depresivos. Los estudios realizados, que examinaron los efectos de la suplementación con azafrán frente a un grupo de control con placebo, concluyen que los suplementos de azafrán son eficaces en la depresión leve o moderada. Otros ensayos han examinado los efectos de los suplementos de azafrán comparándolos con los fármacos antidepresivos (fluoxetina o imipramina). En estos casos se han observado mejoras significativas en los síntomas depresivos entre los participantes en ambas condiciones.
Fuente: Revista Vida Natural nº 33.06/06/2014

(foto leyenda) El azafrán: La “reina del otoño” es la única especia que produce una flor. El estigma seco de esta flor posee una intensa fragancia. Al conjunto de la flor se la denomina “rosa del azafrán”. Apreciada desde la antigüedad, esta flor con sus brillantes tonos, podrán iluminar tus balcones y macetas en el mes de octubre, en pleno otoño.