China y EE.UU. firman contratos comerciales por más de 253.000 millones de dólares

Como resultado de la visita oficial del presidente Donald Trump a Pekín, Сhina y EE.UU. han firmado una serie de acuerdos comerciales por valor de 253.400 millones de dólares, ha declarado el presidente chino, Xi Jinping, en una conferencia de prensa conjunta este jueves.

Entre las compañías que asociaron la visita de Trump a la firma de contratos comerciales bilaterales está Qualcomm Inc. Esta empresa estadounidense, que produce chips para equipos de telefonía móvil, ha firmado acuerdos por un valor de 12.000 millones de dólares con tres fabricantes chinos de ‘smartphones’.

También se informó de que China comprará a la empresa norteamericana Boeing 300 aviones por un valor total de 37.000 millones de dólares. La ceremonia de firma de los convenios tuvo lugar en el Gran Salón del Pueblo.

 

“EE.UU. realmente necesita cambiar su política”

Las relaciones entre China y EE.UU. son importantes para los dos países y el resto del mundo, por lo que la cooperación es la única opción correcta para Pekín y Washington, ha afirmado el mandatario chino a los periodistas.

“Creemos que las relaciones chino-estadounidenses afectan a los intereses de los pueblos de los dos países, pero también afectan a la paz, la estabilidad y el desarrollo en todo el mundo. Para China y EE.UU. la única opción fiable sigue siendo la cooperación”, ha subrayado el líder chino.

Xi Jinping hizo hincapié en que “la visita oficial de Donald Trump ha sido exitosa e histórica”.

 

Por su parte, el mandatario norteamericano ha expresado “un profundo respeto” hacia la manera como su homólogo trata los temas comerciales, salvaguardando los intereses de China.

“Sabemos que EE.UU. realmente necesita cambiar su políticaporque está muy atrasado en el comercio con China y, francamente, con muchos otros países”, ha confesado el presidente Trump, al acusar a los expresidentes de EE.UU. del desequilibrio existente en el comercio entre Washington y Pekín.

“Es una pena que las administraciones anteriores hayan permitido que esto fracase”, ha lamentado Trump, refiriéndose a las relaciones comerciales entre ambos países.

 

Durante su campaña electoral a la Presidencia de EE.UU., Donald Trump criticó repetidamente a China por las condiciones “injustas” en los términos de comercio entre los dos países. El déficit comercial de EE.UU. con China durante el 2016 ascendió a 347.000 millones de dólares.

 

Pidiendo ayuda a Rusia

Respecto a la situación en torno a Corea del Norte, el presidente Trump pidió a toda la comunidad internacional, y a Rusia, en particular, ayuda para la resolución de la tensión en la península coreana.

Trump agradeció al presidente chino sus recientes esfuerzos por restringir el comercio con Corea del Norte, así como por romper todos los lazos bancarios con Piongyang.

Sin embargo, el tiempo pasa muy rápido y tenemos que actuar con rapidez. Espero que China actúe de manera más rápida y eficaz que nadie respecto a este problema. También hago un llamamiento a Rusia para que ayude a reducir esta tensión, potencialmente muy trágica”, declaró el líder de EE.UU.

 

EE.UU. ‘deja’ el mundo en manos de China

El programa Keiser Report de Max Keiser y Stacy Herbert afirman que como, nada más llegar Donald Trump al poder, toda la región del Pacífico “tuvo que echarse en brazos de China, cosa que el gigante asiático aceptó de muy buen grado”, según el invitado del programa, economista e inversor Jim Rogers.

 

¿Cómo lo hizo el mandatario estadounidense? Primero retirándose del Acuerdo Transpacífico de Cooperación Económica (TPP) y luego con las sanciones a Rusia por diversos motivos. “Vamos, que, prácticamente, todos los países de Eurasia están acercándose al gigante asiático, mientras que EE.UU. se aleja de ellos, ellos de EE.UU., o ambas cosas”, afirma el experto.

 

Asimismo, Alemania, que es el segundo o el tercer país del mundo que más comercia anda “en busca de nuevos socios y, lo cierto, es que tanto Rusia como China necesitan a Alemania, al igual que Alemania los necesita a ellos”, opina.

 

El emperador geoeconómico Xi Jinping se adelanta 15 años

 

“La nesciencia de Trump es legendaria, -dice el analista Alfredo Jalife Rahme*- ya que en la tradición milenaria china de más de 6 mil años no existe la figura de rey, ya que ha sido gobernada por mandarines y emperadores. Según The Washington Post, Trump alabó a Xi como probablemente el mandatario más poderoso que China ha tenido en un siglo. ¿Más que Mao Zedong y Deng Xiaoping? Not yet…”, sentencia ironicamente Jalife

 

Xi Jinping, a quien bauticé como mandarín, es hoy el emperador geoeconómico, ya que lleva las riendas del país con el mayor producto interno bruto (PIB), en términos de paridad de compra, del planeta, en el ranking del World Factbook de la CIA (https://goo.gl/NmqGJ2). Se proyecta que, en términos de PIB nominal, China desbancará alrededor de 2020 tanto a la Unión Europea como a Estados Unidos, respectivamente del primer y segundo sitiales.

China ostenta hoy las mayores reservas de divisas, con 3.1 millones de millones de dólares (https://goo.gl/wYpfqy), frente a 774 mil 900 millones de la Unión Europea (¡cuatro veces menos!) y 117 mil 300 millones de Estados (¡26 veces menos!).

 

La revista neoliberal global The Economist –controlada por los banqueros Rothschild– se extravió en su interesada taxonomía en el lapso de una semana: pasó de calificar al emperador global Xi de el hombre más poderoso del mundo (https://goo.gl/X5ZzTv) a catalogar a Vladimir Putin como el nuevo zar, 100 años después de la revolución comunista de octubre (https://goo.gl/DLz3cL). Para The Economist, el emperador global Xi tiene más influencia que Donald Trump, por lo que el mundo debe estar cauteloso, y juzga en forma negativa, por no convenir a los intereses de la pérfida Albión, que “no hay que esperar que Xi cambie a China o al mundo ( sic), para lo mejor”.

 

* Es profesor en la UNAM y publica regularmente en periódicos como La Jornada, el El Financiero y Libre por convicción Independiente de Hidalgo. También es un comentarista frecuente en Proyecto 40 y en diversas cadenas internacionales de televisión como CNN en español, TeleSUR,HispanTv , así como RT en español y UTV México.

 

(FOTO LEYENDA)

El presidente de EE.UU., Donald Trump, con su homólogo chino, Xi Jinpin. pH. BY Jonathan Ernst / Reuters

En el lenguaje simbólico de los gestos y del cuerpo -al que tanto acude Trump- nótese el dorso de la mano de Trump hacia abajo en claro gesto de sumisión.