Gareca: “Perú es un país con un potencial increíble”

Por Jorge Agurto

20 de noviembre, 2017.- El argentino Ricardo Gareca, entrenador de la selección peruana de fútbol, nos viene dando lecciones que trascienden el campo estrictamente deportivo. No solo ha demostrado la enorme capacidad del talento peruano para superar la adversidad y recuperar un sitial en el Mundial Rusia 2018.

En una entrevista concedida al diario La República el domingo 19 de noviembre Ricardo Gareca dice:

Creo que en Perú no se toma conciencia de la calidad del talento peruano, no solo en el fútbol sino en el deporte en general. Perú no ha despertado. No sé producto de qué, tiene que ver una política deportiva, quienes fijan los destinos del fútbol y el deporte, pero creo que es un país con un potencial increíble. No solo deportivo, es cuestión de ponerse en marcha, facilitarles el crecimiento a los jóvenes, [en] las distintas disciplinas.

Confirmando el talento peruano hace unas horas el maestro arequipeño Julio Granda se coronó campeón mundial de ajedrez en el Torneo de Ajedrez Senior, celebrado en Italia. Si sumamos a las maratonistas Gladys Tejeda e Inés Melchor, ratificaremos que el talento peruano existe en diversos campos como el deporte, el arte, la ciencia, pero este no despega en todo su potencial. ¿Por qué?

 

¿Es la corrupción el mayor mal de nuestro tiempo?

 

¿Qué impidió durante tantos años que el fútbol peruano despegue? ¿Qué factores restringieron que la diversidad del talento peruano se exprese y compita en igualdad de oportunidades?

Sin duda, uno de los grandes factores es la corrupción de Manuel Burga, quien presidió la Federación Peruana de Fútbol durante doce años -del 2002 al 2014- y quien hoy se encuentra procesado en Estados Unidos por millonarios sobornos.

El excongresista Daniel Abugattás, que investigó por presuntos delitos a Manuel Burga, sostiene que la Federación Peruana de Fútbol a cargo de Burga movía aproximadamente entre 70 y 90 millones de soles al año…Y ese dinero no ha ido a los clubes, no ha ido a las ligas departamentales, etc.” (1)

El dinero de la corrupción permitió crear un enorme poder en torno a Burga y fortalecer las argollas que impidieron durante muchos años que los mejores jugadores y el talento provinciano tenga la oportunidad de llegar a la selección nacional. El poder de Burga era tan enorme que incluso la mayoría de comentaristas deportivos y la prensa “mermelera” marchaba a su compás y blandía en su defensa.

 

¿La justicia tiene que venir de fuera?

 

La justicia peruana nunca descubrió nada irregular y menos sancionó a Manuel Burga. En este caso fue la justicia de Estados Unidos la que inició un proceso de extradición y hoy lo procesa en este país.

Durante muchos años, la empresa Odebrecht se enriqueció a costa del erario nacional con obras públicas sobrevaluadas que ganaba en concesión gracias a un sistema de coimas y sobornos que contó con la complicidad de jefes de Estado, ministros y altos funcionarios, sin que la justicia peruana descubra nada.

 

Una de las doce revelaciones del excongresista aimara Juan Pari Choquecota ilustra el nivel de la corrupción alcanzado en el país:

“Las ventajas obtenidas por las empresas brasileñas que han participado en los proyectos de la carretera Interoceánica se han producido con el uso de instrumentos normativos del más alto nivel como leyes, decretos supremos; y con la participación de funcionarios con cargos de elección popular de la más alta jerarquía y cargos de confianza del más alto nivel.” (2)

Juan Pari fue honesto, valiente y denunció en su debido momento la corrupción en el Perú. Pero la mafia política conspiró para que su informe nunca llegue a sesión plenaria del Congreso y se perdiera en el olvido hasta que el escándalo de las revelaciones vino desde el exterior, en especial de Brasil.

 

Un terremoto político

 

El expresidente Alberto Fujimori (1990-2000) purga condena, el expresidente Ollanta (2011-2016) y su esposa Nadine Heredia están en prisión y actualmente la justicia peruana gestiona la extradición del expresidente Alejandro Toledo (2001-2006) por los delitos de tráfico de influencias, colusión y lavado de activos.

Si agregamos la responsabilidad de Keiko Fujimori, del expresidente Alan García (1985-1990 y 2006-2011) e incluso del actual presidente Pedro Pablo Kuczynski (2016-…) debido a las acusaciones de haber presuntamente recibido financiamiento de la mafia corporativa brasileña para sus respectivas campañas electorales, nos encontramos ante un verdadero terremoto político.

Prácticamente, los gobiernos peruanos de los últimos cuarenta años estarían vinculados a una corrupción sistémica y estructural, excepto el corto periodo de transición de Valentín Paniagua Corazao que duró de noviembre de 2000 a julio de 2001, luego que Alberto Fujimori huyera y renunciara al gobierno peruano desde Japón el 19 de noviembre del 2000.

Aprovechando la euforia por la clasificación el fujiaprismo viene implememtando una serie de medidas autoritarias y antidemocráticas que vienen a configurar una “dictadura parlamentaria” como lo ha señalado la Coordinadora Nacional de Derechos Humanos en el Perú y otros colectivos y redes ciudadanas.

 

Las lecciones políticas del fútbol peruano

 

Reflexionando sobre el desempeño del futbolista Christian Cueva escribí hace algunas semanas que percibía que su capacidad de jugar sin complejos y con amor a la camiseta es porque “lleva en sus raíces e identidad el alma de los indígenas oriundos de la sierra liberteña y no el espíritu apocado, genuflexo y servil propio de una herencia colonial”

El amor a la camiseta y el espíritu solidario mostrado por el equipo peruano, integrado en su mayoría por jugadores de origen muy humilde, expresa una emoción, un sentimiento muy profundo que necesita despegar.

Hoy necesitamos que esa misma emoción y compromiso también se manifieste en la política social para erradicar la corrupción y sus parásitos políticos que impiden el despertar de nuestro país, como lo han evidenciado muchos en las redes sociales.

El profesor Antonio Peña Jumpa señaló la gravedad de la crisis generada por la corrupción en el Perú cuando escribe:

“Comprender a los sujetos y el sentido de la corrupción de los casos investigados desde la operación Lava Jato, nos lleva a repensar el Derecho, las obras y servicios públicos, el rol de los políticos y altos funcionarios públicos, así como la presencia de las grandes empresas, particularmente transnacionales.

Es una oportunidad para purificar el escenario político y económico actual, pero también para pensar en alternativas de políticas públicas y el uso del Derecho en un Estado peculiar, que busque evitar rebroten otras formas de corrupción semejantes al que se ha denunciado”

Qué bueno sería que los millones de personas que hoy celebran nuestra clasificación al Mundial Rusia 2018 comprendieran, como afirma el profesor Gareca, que nuestro país tiene un potencial increíble no solo en el terreno deportivo. Y si este potencial no se manifiesta en toda su dimensión en este y otros campos es porque el Perú aún no ha despertado. ¡Ayudemos a despertar al Perú!

(1) http://larepublica.pe/politica/1147089-el-testigo-argentino-alejandro-buzarco-hunde-a-manuel-burga

(2) https://www.servindi.org/actualidad-noticias/09/01/2017/odebrecht-las-conclusiones-y-recomendaciones-del-informe-pari

https://www.servindi.org/actualidad-opinion/01/01/2017/la-operacion-lava-jato-y-el-derecho

Fuente La República

 

(FOTO Y LEYENDA)

Ricardo Gareca. Foto: Libero