China gana a EE.UU. 11 a 1 en ensayos de ediciA?n genA�tica

Mientras en la Universidad de Pensilvania se preparan para realizar las primeras pruebas, en el paA�s asiA?tico ya ha se han registrado 11, con resultado de 86 personas modificadas genA�ticamente.

 

En medio de las controversias y las dudas que suscita la seguridad y eficacia del procedimiento, EE.UU. se prepara para realizar sus primeros ensayos humanos con el sistema de repeticiones palindrA?micas cortas agrupadas y regularmente interespaciadas (CRISPR por sus siglas en inglA�s). Su objetivo es realizar modificaciones genA�ticas de las cA�lulas para tratar enfermedades. Sin embargo, parece que China le ha tomado la delantera mundial.

SegA?n The Wall Street Journal, PekA�n ha dejado atrA?s a Washington en este tipo de prA?cticas gracias a la laxitud de sus regulaciones. AsA� lo afirma Wu Shixiu, oncA?logo que lidera el equipo del Hangzhou Cancer Hospital, que ya ha realizado 11 ensayos clA�nicos con CRISPR-Cas9, en los que modificA? genA�ticamente a 86 personas. El diario estadounidense revela que las primeras pruebas se realizaron en 2015, un aA�o antes de lo que se pensaba.

En esos exA?menes fueron extraA�das cA�lulas de 36 pacientes con cA?ncer de riA�A?n, hA�gado, pulmA?n o garganta, a las que se sometiA? a una alteraciA?n con CRISPR-Cas9 y, posteriormente, fueron implantadas de nuevo en los pacientes. El mismo procedimiento fue realizado con personas portadoras del VIH, con leucemia y con cA?ncer de esA?fago.

 

AdemA?s, para este aA�o estA?n previstos en China 16 nuevos procedimientos de este tipo.

 

La seguridad, en duda

Sin embargo, como la seguridad del mA�todo no estA? garantizada, se teme que la respuesta que genere en los pacientes sea inmune, es decir, que el tratamiento resulte ineficaz y hasta peligroso. Por esa razA?n, las pruebas con 18 pacientes que planea realizar durante este aA�o la Universidad estadounidense de Pensilvania irA?n destinadas a evaluar si el CRISPR-Cas9 es realmente seguro.

“Es difA�cil saber cuA?l es el ideal entre moverse rA?pidamente y asegurarse de que los pacientes estA�n a salvo”, comentA? Carl June, lA�der del equipo de investigaciA?n de la citada Universidad de Pensilvania, sobre el uso de CRISPR-Cas9. Por su parte, Wu Shixiu definiA? este sistema como “un arma de doble filo”. “Algunos ven el potencial daA�o. Nosotros vemos los potenciales beneficios”, recalca.

 

(FOTO LEYENDA)

Imagen ilustrativa. China lleva a cabo los primeros experimentos genA�ticos con humanos. Michael Kooren / Reuters