Euforia y preocupación, en las selecciones latinoamericanas al Mundial de Rusia

Mientras que Brasil reiteró su candidatira al mundial y Argentina se ahoga en un mar de dudas sin Lionel Messi, la jornada de fútbol de selecciones dejó síntomas de euforia y preocupación entre los ocho representantes de la región que estarán en la cita mundialista.

A poco más de dos meses  para la inauguración del próximo 14 de junio, lo que viene ahora es un período de reflexión y decisiones finalizada la doble fecha de partidos amistosos de preparación para la cita mundialista.

De los 16 partidos que disputaron los países latinoamericanos mundialistas, la región sumó 10 victorias, un empate y cinco derrotas, entre las que destacan las goleadas recibidas por Argentina frente a España (1-6) y la de Panamá ante Suiza (0-6)

Pero ¿hay que sonar las alarmas? Está es la situación de cada uno de los ocho países de la región.

BRASIL

La Canarinha confirmó su condición de firme candidata a levantar el título en Rusia con dos victorias de peso frente a los anfitriones del mundial y Alemania, en el primer enfrentamiento contra los actuales campeones del mundo desde la histórica derrota 7-1 vivida hace cuatro años en Brasil.

La transformación vivida por el gigante sudamericano desde que llegó al banquillo el técnico Tite ha sido impresionante, hasta el punto que prácticamente no se notó la ausencia de Neymar por lesión.

Tite ya suma 15 victorias y sólo registra una derrota en sus 19 partidos y frente a Alemania demostró el por qué de su espectacular racha de resultados.

ARGENTINA

Ni en la victoria contra Italia ni la humillante goleada sufrida contra España sirvieron para sacar una conclusión de lo que podrá hacer exactamente la selección albiceleste en el Mundial.

Las ausencias de Lionel Messi y de Sergio Agüero en los dos partidos condicionan el análisis, pero es evidente que Argentina está muy por debajo del grupo de los favoritos mencionados anteriormente.

URUGUAY

Dos victorias, un título, tres goles a favor y ninguno en contra.

Hay razones para pensar que Uruguay volverá a ser uno de los animadores de Rusia 2018, pero igual son pocos los que se dejan llevar por un optimismo exagerado ya que al fin de cuentas ninguno de los países a los que venció estará presente en el mundial.

COLOMBIA

Lo que mejor define a la selección dirigida por el técnico José Perkeman es su inconsistencia, capaz de lograr una histórica victoria frente a Francia y pocos días después conseguir un soso empate sin goles contra Australia.

Incluso en Saint-Dennis se pudo ver esas dos caras de Colombia, con una primera parte en la que fue completamente dominada y que pudo terminar en goleada y un segundo tiempo en el que fue claramente el mejor equipo en el campo.

PERÚ

Si hay una selección que salió reforzada de los partidos amistosos esa fue la dirigida por Ricardo Gareca.

Frente a dos combinados mundialistas, uno con peso histórico como Croacia y otro como Islandia, que fue la revelación de la pasada Eurocopa, Perú consiguió dos victorias claras y cómodas.

Y lo mejor fue que se supo imponer pese al contraste en el estilo de juego de su rival.

También tuvo cinco goleadores diferentes, lo que habla en buen termino del peso colectivo del equipo para suplir la ausencia de Paolo Guerrero.

MÉXICO

El Tri tuvo los mismos rivales que Perú, pero las sensaciones no fueron las mismas y quedaron muchas dudas tras vencer a Islandia y perder contra Croacia.

En ambos partidos llevo la iniciativa, tuvo el control de la pelota y mostró peligro frente al arco contrario, pero mientras contra Islandia fue efectivo, frente a los croatas desperdició sus ocasiones.

COSTA RICA

La selección tica tendrá que mejorar mucho si desea repetir su gran actuación en Brasil hace cuatro años.

En 2014 logró la campanada al superar un grupo con Italia, Inglaterra y Uruguay y caer eliminada en cuartos de final de forma invicta, pero es posible que este año necesite algo más que esa solidez defensiva para superar la fase de grupos.

PANAMÁ

Superado ampliamente en juego tanto por Dinamarca como por Suiza, contras las que perdió 0-1 y 0-6, Panamá deberá sacudirse lo antes posible su euforia de haber clasificado a su primer mundial y darse cuenta del desafío que se le presentará cuando debute contra Bélgica el próximo 18 de junio.