“No cruzamos la frontera, la frontera nos cruzó”: Dolores Huerta

Por Leticia Puente Beresford

Nueva York, 13 de abril de 2018.- A sus 87 años de edad, nada la detiene. Es Dolores Huerta, méxico-estadounidense, icono de las y los trabajadores del campo en Estados Unidos, quien continúa su trabajo incansable en búsqueda de justicia.

La televisión pública psb.org y la revista Time dan cuenta de su trayectoria de lucha. El pasado mes de marzo, pbs.org transmitió “Dolores”, documental realizado por Independet Lens, que relata los pasos de la luchadora social y feminista al lado del también líder César Chávez.

El documental destaca las habilidades de Dolores como negociadora y administradora del movimiento campesino más importante de la “piel de bronce”, que puso a temblar a más de tres presidentes de Estados Unidos con su “sí se puede”. Por algo, Hillary Rodham Clinton dijo que Dolores Huerta “no tiene miedo de hablar en contra del poder”. Ella dejó todo por el movimiento, con persistencia para cambiar el mundo, afirma el ex presidente Bill Clinton.

Madre de 11 hijas e hijos y con el sueño no cumplido de ser bailarina, Dolores aprendió que a las personas se les tiene que aceptar “por quienes son”, algo difícil en medio de un mundo de discriminación y de injusticia. Esto la llevó a defender los derechos humanos de las y los trabajadores del campo, en una ardua labor de día y de noche en los centros de trabajo, movilizada junto con Chávez.

Múltiples personalidades, incluidos sus hijas e hijos, hablan en el documental sobre la lideresa, son testigos de su grito ¡Arriba la huelga! y de su idea de que “no cruzamos la frontera, la frontera nos cruzó”. También de su total oposición a la brutalidad policiaca contra mexicanos y negros. “Brown is beautiful” dice uno de los carteles en las imágenes de las movilizaciones pacíficas que encabezó.