Las familias merecen estar juntas

Es injusto e inhumano lo que sufren las familias”: Miles protestan contra las separaciones en la frontera de EE.UU.

Bajo la consigna “Las familias merecen estar juntas”, decenas de miles de manifestantes marcharon el domingo en diferentes ciudades de Estados Unidos, demandando al gobierno de Trump que cumpla con el fallo de una corte federal que dice que todos los niños y niñas migrantes deben volver a reunirse con sus familias. La política de “tolerancia cero” del gobierno de Trump ha provocado la separación forzosa de más de 2.000 niños y niñas de sus madres y padres, que en algunos casos ya han sido deportados. La manifestación se produjo 24 horas después de una presentación judicial del gobierno de Trump para adjudicarse el derecho de mantener a los niños y niñas detenidos junto a sus familiares mientras duren sus procesos migratorios, que pueden llevar meses o años. La legislación vigente en el país impide mantener detenidos a los niños y niñas por más de 20 días.

Para ampliar esta información a continuacion presentamos el siguiente dialogo:

MARÍA TERESA LÓPEZ: Soy de Guatemala, de la nación Maya Mam. Vine como refugiada a Estados Unidos en los años 80, escapando de la guerra en mi país, y crié a mis hijos aquí. Esa es la razón.

CARLA WILLS: Quiero preguntarle acerca de la joven Maya de 22 años Claudia Patricia Gómez González. Ella fue asesinada en la frontera.

MARÍA TERESA LÓPEZ: Un mes atrás, la joven, que tenía 20 años, quiso venir a este país, pero al cruzar la frontera fue asesinada. Su historia me rompió el corazón porque ella vivía en un pueblo vecino a mi lugar de origen.

CARLA WILLS: Usted vino a Estados Unidos en los ochenta desde Guatemala. ¿Puede contarnos acerca de las condiciones por las que usted emigró? Cuéntenos cómo era su vida allí y la participación de Estados Unidos en la guerra en su país.

MARÍA TERESA LÓPEZ: En 1954, cuando el gobierno de Eisenhower hizo un golpe de estado contra el gobierno democrático de Jacobo Árbenz, empezó la infiltración de Estados Unidos en el gobierno de Guatemala. Yo tenía apenas 3 años. En los sesenta, la situación se puso cada vez más difícil. No había trabajo para la gente y había secuestros que nadie sabía porqué se hacían. En los setenta, la gente empezó a organizarse para defenderse, porque habían robado muchas tierras. El ejército estaba ocupando gran parte de las tierras donde vivían las familias Mayas.

Y a finales de los setenta, ocurrió la masacre de Panzós después de que descubrieron petróleo en esas tierras. Esa fue la primera masacre. Así empezó. Tuvimos 36 años de guerra, que fue llamada “el conflicto armado interno”.

En los ochenta, cuando llegué a este país, sentí que tenía que hablar sobre las masacres, las desapariciones forzosas, el envenenamiento del agua, el plan de tierra arrasada, que implica matar a los pobladores y a sus animales y destruir sus cosechas. Eso lo que hizo Ríos Montt.. Más de 200.000 refugiados guatemaltecos emigraron a México, y muchos de ellos desplazados.

 Juez realiza duras críticas al Departamento de Salud y Servicios Humanos de EE.UU. por afirmar que reunir a los menores migrantes con sus padres podría ponerlos en peligro

16 JUL. 2018.- En Estados Unidos, el juez de San Diego, Dana Sabraw, realizó duras críticas al Departamento de Salud y Servicios Humanos del Gobierno de Donald Trump, luego de que una importante autoridad de dicho organismo afirmara que reunir a los menores con sus familias tras ser separados en la frontera por oficiales de inmigración podría ponerlos en peligro. En respuesta, el juez Sabraw acusó al Departamento de Salud y Servicios Humanos de mentir sobre el riesgo que corren los menores con el fin de “justificar la conducta de los acusados por la práctica de las separaciones familiares, así como la falta de previsión e infraestructura necesarias para reparar los daños causados por dicha práctica”. El juez Sabraw ordenó que el Gobierno de Trump debe reunir antes del 26 de julio a los casi 3.000 menores separados de sus padres.

(FOTO 1  LEYENDA)

En Washington DC, casi 600 mujeres fueron arrestadas el jueves durante una acción masiva de desobediencia civil no violenta en el Capitolio, en protesta por las políticas en materia de inmigración implementadas por el gobierno del presidente de Estados Unidos, Donald Trump. Se observaron manifestantes que gritaban “nos importa” y “abolir el ICE [sigla en inglés del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas]” y que portaban mantas de emergencia de poliéster similares a las que se entregan a los inmigrantes que se encuentran encarcelados en los centros de detención a lo largo de Estados Unidos. Las manifestantes inundaron el edificio Hart del Senado para hacer una sentada con el fin de exigir que los menores inmigrantes sean liberados de la custodia estadounidense y sean reunidos con sus familias. Entre las manifestantes se encontraba Linda Sarsour.

 

(FOTO 2 LEYENDA)

Más de mil personas se congregaron frente al tribunal federal de la ciudad de Brownsville, en el estado de Texas, para exigir que todas las familias de inmigrantes que fueron separadas al cruzar la frontera sur de Estados Unidos puedan volver a reunirse.

 

Fuente: Democracia Now