Mientras todo el Perú está viendo el mundial, el Poder Judicial acaba de blindar a las corruptas empresas G&M, ICCGSA y JJC

“Como se recuerda, Odebrecht, Graña y Montero, ICCGSA y JJC Grupo fueron socios y ofrecían sobornos millonarios, según el propio Odebrecht y Barata, a funcionarios peruanos, con el objeto de adjudicarse la construcción de multimillonarias obras públicas…”

Por  Suriel Chacon

Mientras todo el Perú está viendo el Mundial Rusia 2018, el Poder Judicial acaba de blindar a las corruptas empresas Graña y Montero (del Grupo el Comercio), ICCGSA y JJ Camet Grupo, socios de la corruptora empresa brasileña Odebrecht Latinvest Perú.

El 15 de diciembre de 2017, la Procuraduría ad hoc para el caso Lava Jato le exigió al juez de investigación preparatoria, Richard Augusto Concepción Carhuancho (RACC) incluir, como tercero civil responsable en la pesquisa penal que se sigue al expresidente Toledo, a los accionistas y propietarios de G&M, ICCGSA y JJ Camet en el megacaso de corrupción denominado LAVA JATO. Felizmente, el juez Concepción Carhuancho accedió y ordenó prisión preventiva para los implicados en dicho escándalo.

Pero, la Primera Sala Penal de Apelaciones acabar de blindarlos, en segunda instancia, es decir, revocó, de manera insólita y benevolente, la decisión dada, en marzo de 2018, por RACC, quien, prácticamente, puso contra la pared y envió tras las rejas a los propietarios y accionistas que integraban la pandilla de la construcción en Perú, ya que podían huir del país. Sin embargo, la Ju$ticia peruana volvió a sacar a estos impresentables individuos de la cárcel y ahora los deja limpios de polvo y paja. ¡Qué tal cuajo!

Como se recuerda, Odebrecht, Graña y Montero, ICCGSA y JJC Grupo fueron socios y ofrecían sobornos millonarios, según el propio Odebrecht y Barata, a funcionarios peruanos, con el objeto de adjudicarse la construcción de multimillonarias obras públicas, de esa manera operaron durante casi 17 años, logrando amasar fortunas incalculables. Lo más indignante es que, hasta el momento, el Poder Judicial no ha congelado ninguna de las cuentas bancarias de estas empresas implicadas en el caso de corrupción Lava Jato, y para colmo siguen operando sin ningún tipo de vergüenza en Perú.

¿Cuáles son las acusaciones que pesan sobre las empresas constructoras de capitales peruanos?

La Policía Federal de Brasil descubrió que Odebrecht, G&M, ICCGSA y JJ Camet Grupo habían pagado multimillonarios sobornos a funcionarios peruanos, incluyendo a Alejandro Toledo, cuando éste era presidente de Perú, a cambio de adjudicarse la construcción de dos tramos de la Carretera Interoceánica Sur. Esa versión fue confirmada por la Justicia de Brasil, por la Policía Federal de Brasil, por Marcelo Odebrecht dueño de Odebrecht y por su exsuperintendente en Perú, Jorge Barata. Es decir, existen evidencias muy pesadas para procesar a estas firmas peruanas y a sus propietarios y accionistas. Pero, estos sujetos, ahora mismo, están en la playa de Asia, tomando sol, desde luego, con la venia del PJ.

El juez de investigación preparatoria, Concepción Carhuancho, en marzo de 2018, incluyó en la investigación penal que se sigue a Toledo Manrique a los propietarios de las constructoras citadas en el párrafo anterior a éste indagación seguida por el fiscal Hamilton Castro. ¿Cuál fue el resultado? Los propietarios y accionistas fueron a parar temporariamente a la cárcel, sin embargo, sus abogados apelaron a dicho fallo, logrando la libertad provisional de sus defendidos. Y, el 22 de junio de 2018, la Sala de Segunda Instancia blindó a los presuntos corruptos, en otras palabras, le dio la razón a la defensa de las empresas constructoras de capitales peruanos implicadas en el megacaso de corrupción Lava Jato y desestimó el juicio del juez RACC.

ESTO SEÑALÓ ALEGREMENTE LA PROPIA G&M:

“Hemos tomado conocimiento el día 23 de junio que la Primera Sala Penal de Apelaciones (…) revocó la decisión de incorporar a Graña y Montero S.A.A. y GyM S.A., entre otras empresas, en la investigación penal seguida por delitos de colusión y otros en relación al proyecto “Corredor Vial Interoceánico Sur – Perú Brasil tramos 2 y 3”, declarando improcedente el pedido de incorporación de la fiscalía y excluyendo a dichas entidades del referido proceso”

¿Qué está esperando el Fiscal Hamilton Castro para volver a solicitar su inclusión lo antes posible?

Foto: Blog PUCP