La justicia chilena sentenció a militares retirados por el asesinato de un fotógrafo en 1986.

Once exoficiales de las fuerzas armadas de Chile fueron sentenciados por la muerte de Rodrigo Rojas, un fotógrafo quemado vivo durante las protestas contra la dictadura de Augusto Pinochet. Los fallos forman parte de un movimiento que busca llevar ante la justicia a los perpetradores de crímenes cometidos durante los gobiernos militares.

 

(FOTO LEY)

Fotógrafos rinden homenaje a Rodrigo Rojas en 2003, en una conmemoración de las víctimas de la dictadura chilena. Víctor Rojas/Agence France-Presse — Getty Images

36 comments

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *