Los “Demócratas” de Hong Kong

No ofrecer nunca la versión “de la otra parte” y simplemente, repetir la misma historia, sin el menor análisis en profundidad, se ha convertido en la primera regla seguida por los más poderosos medios de comunicación, al informar sobre lo que acontece en cualquier parte del mundo.

 

Ya sea China, Venezuela, – y ahora también Argentina– guerras, masacres o catástrofes, cada vez que tengan que ofrecer la noticia, se utilizará una fórmula pre-empaquetada.

Para romper esta corrupción mediática, en manos de una plutocracia cada vez más estrecha, debemos sumergirnos en el caos de las fuentes alternativas de información, escudriñar el horizonte en busca de un periódico independiente… o ser premio Nobel como Paul Krugman*.

 

Aquí está la lista que Krugman, quien pese a ser un “liberal moderno”, según sus propias palabras, define el siglo XXI en el orbe occidental por las siguientes “virtudes”:

1) Una corrupción descarada: sobornos continuados a políticos y periodistas.

2) Una corrupción suave. Se resume en ‘puertas giratorias’ entre el gobierno y los negocios, compensación por viajes de conferencias, membresías exclusivas de clubes y otras sinecuras

3) Financiación ilegal de partidos políticos.

4) Definición y publicidad de una agenda política a través de la propiedad de los medios y los think tanks, para hacer prevalecer unas prioridades que, muy frecuentemente, están en desacuerdo con la lógica, la razón y el bien común (P. Krugman, NYT 22.6.2019).

 

Cuando Occidente decide que un país debe ser colocado en la picota, ya sea porque tiene armas nucleares o es rico en recursos naturales, o porque puede competir en el nivel económico y geopolítico, o porque es radicalmente hostil a las finanzas neoliberales, o por una combinación de todos estos motivos, se produce un bombardeo militar y periodístico, coordinado contra el gobierno “señalado”.

Las otras prioridades de la política exterior desaparecen por encanto, mientras comienza a gestarse la “Cruzada mediática”.

Pero, dado que vivimos en una época de cierta aversión a la guerra (aunque de indiferencia ante el terrorismo financiado), el pretexto preferido para atacar a un país se ha convertido en la “crisis humanitaria y la violación de los derechos humanos”.

 

Desde hace unos días, la corrupción de los medios de comunicación se muestra en todo su esplendor cuando se habla de China, concretamente sobre las protestas que tienen lugar en Hong Kong, presentadas como demostraciones en “defensa de las libertades políticas de los ciudadanos” y contra un tratado de extradición que permitiría a China retirar de Hong Kong a aquellos “disidentes” rebeldes, para encarcelarlos en prisiones controladas por el gobierno de Xi Jinping.

 

La Mafia Mediática no gasta ni una palabra para recordar:

  1. A) Que Hong Kong es parte de China, como región dotada de un estatus especial desde 1997, después de haber sido durante más de un siglo una colonia inglesa, como resultado de las guerras ganadas por Gran Bretaña en el siglo XIX “en nombre de la libertad”, aunque vendieran opio a millones de consumidores chinos.

(Recuerdo a los lectores/as que el Reino Unido sigue siendo el mayor exportador de opio del mundo… con destino a las empresas farmacéuticas occidentales y donde existe el mayor consumo de cocaína)

 

  1. B) Que China ha respetado las instituciones democráticas introducidas en Hong Kong por los británicos antes de su partida.

 

  1. C) Que la mayoría de los habitantes de la ciudad son leales al gobierno de Beijing, mientras que los partidos anti-chinos continúan perdiendo apoyo popular. Que se hayan manifestado 400.000 personas en una capital de 7.500.000, significa que las violentas protestas solo reunieron a menos del 6% de la población.
  2. D) Que el tratado de extradición solo contempla delitos comunes que se castigan con más de 7 años de cárcel (asesinatos, robos, violaciones, etc.), penalizados de la misma forma en ambos sistemas, lo que excluye radicalmente el sesgo político que quiere “colar” la Camorra periodística.

 

  1. E) Que China ha lamentado el hecho de que, pese a ello, el gobierno de Hong Kong Sí ha firmado 20 tratados de extradición con países extranjeros y, por lo tanto, se haya convertido en un depositario de la delincuencia china e internacional de todo tipo: desde asesinos de alto perfil hasta contrabandistas, desde políticos corruptos hasta mega estafadores financieros que residen en esa ciudad para engañar a la hacienda pública. (Hong Kong sigue siendo uno de los mayores paraísos fiscales en el globo terráqueo).

Sobre este último punto, fue en Hong Kong donde, siendo vicepresidente de la Comisión Antimafia, se encontraron cuentas bancarias, en 1995, a nombre del socialista italiano Bettino Craxi (fallecido en 2000), quien un año antes huyó a su residencia en Túnez donde solicitó asilo político, al haber sido condenado por la justicia italiana.

Como pueden comprobar, no es una historia fácil de contar.

 

https://www.lantidiplomatico.it/dettnews-pino_arlacchi__hong_kong_la_storia_che_non_leggerete/82_29540/

Fuente:Información recopilada por Elena Escudero en la web Antidiplomatico

*Paul Krugman. Nacido en Albany, Nueva York, el 28 de febrero de 1953. Es profesor de Economía y Asuntos Internacionales en la Universidad de Princeton, profesor centenario en Escuela de Economía y Ciencia Política de Londres, académico distinguido de la unidad de estudios de ingresos Luxembourg en el Centro de Graduados de CUNY, y columnista op-ed del periódico New York Times.

 

(foto leyenda)

Esos vándalos destrozando propiedad pública y privada; y poniendo en grave riesgo la vida de los ciudadanos bien podrían ser detenidos en prisiones controladas, sin embargo por el tratado de extradición entre Beijing y Hong Kong, que solo contempla delitos graves, como asesinatos, violaciones, robos con violencia y estafas millonarias, no pueden ser reprendidos.

28 comments

  1. Hi there! This is my first visit to your blog! We are a group of
    volunteers and starting a new initiative in a community in the same
    niche. Your blog provided us valuable information to work on. You have done
    a wonderful job!

  2. When I originally commented I clicked the “Notify me when new comments are added” checkbox and now each time a comment is added I
    get three e-mails with the same comment. Is there any way
    you can remove people from that service? Thank you!

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *