El futuro no va a emerger de las urnas sino de la capacidad de los movimientos y de los pueblos de seguir transitando por las brechas abiertas por el levantamiento, profundizarlas hasta neutralizar un modelo de muerte, de expropiaci贸n del agua y la tierra.

Por Ra煤l Zibechi*

19 de febrero, 2021.- Aunque los movimientos anti-patriarcales y anti-coloniales han desplegado sus alas en las 煤ltimas d茅cadas, los resultados en la cultura pol铆tica hegem贸nica a煤n son muy d茅biles. Los medios de comunicaci贸n no hegem贸nicos y las izquierdas siguen reflejando, en sus coberturas y discursos, la enorme dificultad para trascender las formas m谩s tradicionales de dominaci贸n.

Las recientes elecciones en Ecuador son una prueba de ello. La atenci贸n desplegada ante la posibilidad de que Yaku P茅rez alcance la presidencia por Pachakutik no se compara con la que obtuvo el levantamiento ind铆gena y popular de octubre de 2019.

Por m谩s que este levantamiento sea un parteaguas en la historia reciente del pa铆s andino, las miradas vuelven una y otra vez hacia las urnas, aunque 茅stas nunca modifican la relaci贸n de fuerzas. La votaci贸n de Yaku roza el 20%, siendo la m谩s alta en la historia del movimiento ind铆gena, claro reflejo de la potencia del levantamiento de octubre.

La candidatura de Yaku arras贸 en la selva, obteniendo el 50% de los votos en Morona Santiago. En la sierra super贸 el 40% en Chimborazo, Cotopaxi, Ca帽ar, Bol铆var y Azuay, algo que no pudo repetir en Pichincha, Imbabura y Carchi, en la regi贸n andina al norte del pa铆s.

En la costa se impuso Andr茅s Arauz, el candidato del progresismo, corriente que se volvi贸 hegem贸nica durante la d茅cada de gobierno de Rafael Correa, desplazando la tradicional hegemon铆a de la vieja derecha.

Una divisi贸n geogr谩fico-pol铆tica del pa铆s que merece explicaci贸n

Yaku P茅rez encarna la resistencia de las comunidades rurales, y cada vez m谩s de las ciudades medianas, al extractivismo minero que se viene desplegando en la sierra andina y en la selva, pero tambi茅n a la expansi贸n de la frontera petrolera.

Tambi茅n es alternativa al progresismo que se empe帽贸 en un 鈥渄esarrollismo鈥 anclado en la miner铆a, que judicializ贸 y criminaliz贸 la protesta ind铆gena y popular atacando a la CONAIE (Confederaci贸n de Nacionalidades Ind铆genas de Ecuador), a los sindicatos y agrupaciones estudiantiles.

Yaku fue uno de los cientos de dirigentes acosados y encarcelados por el gobierno de Correa. Proviene de la resistencia anti minera en la provincia de Azuay, donde las comunidades se vienen movilizando contra la miner铆a aur铆fera que contamina las nacientes de los r铆os y los p谩ramos productores de agua.

En 2019 fue elegido prefecto de Azuay y en las recientes elecciones el 81% de los habitantes de Cuenca, capital de la provincia y tercera ciudad del pa铆s, se pronunci贸 a favor de detener la actividad minera.

El apoyo de los ecuatorianos a Yaku P茅rez no es un cheque en blanco a su persona, sino la forma de canalizar el levantamiento de octubre.

El apoyo de los ecuatorianos a Yaku P茅rez no es un cheque en blanco a su persona, sino la forma de canalizar el levantamiento de octubre. Ese mes, durante diez d铆as decenas de miles coparon el centro de Quito para revertir el paquete de medidas neoliberales del gobierno de Len铆n Moreno. Ganaron y esa victoria es lo que permite decir que hubo un quiebre en Ecuador.

Como ya hab铆a sucedido en los levantamientos anteriores, desde el primero en 1990, la regi贸n coste帽a se mantuvo al margen y la movilizaci贸n se concentr贸 en las regiones de mayor铆as ind铆genas. Mientras en 茅stas predomina la econom铆a agr铆cola, sostenida por miles de comunidades rurales, en la costa predomina la producci贸n agroexportadora en la cual el banano juega un papel destacado.

Las ciudades son un tema aparte: en Quito, con 3,5 millones y amplia poblaci贸n ind铆gena y mestiza (s贸lo un 6% se definen blancos), el peso del sector terciario y financiero, con su corolario de masiva econom铆a informal, se est谩 convirtiendo en un basti贸n de la derecha vinculada al capital financiero.

Por mucho que nos pese, un gobierno de Yaku P茅rez, que estuvo al borde de pasar a la segunda vuelta, no habr铆a conseguido sus principales objetivos como frenar la mega miner铆a y dejar atr谩s el neoliberalismo. Con apenas el 20% de los esca帽os, est谩 obligado a pactar con las dem谩s fuerzas que apoyan fervientemente el extractivismo.

El levantamiento de octubre alcanz贸 para revertir el paquete neoliberal, pero fue insuficiente para deslegitimar el neoliberalismo.

El levantamiento de octubre alcanz贸 para revertir el paquete neoliberal, pero fue insuficiente para deslegitimar el neoliberalismo. La continuidad de aquel movimiento no puede buscarse en las elecciones, ni en las pasadas, ni en las futuras. El propio levantamiento marc贸 el rumbo: su principal creaci贸n fue el Parlamento Ind铆gena y de los Movimientos Sociales, donde convergieron m谩s de 180 organizaciones.

鈥淯na Minga por la Vida鈥 fue el programa elaborado por el Parlamento, que en la campa帽a electoral fue retomado por Yaku P茅rez como su plataforma de gobierno.

Aquel Parlamento de abajo no se extingui贸. Recorri贸 parte del pa铆s promoviendo el programa alternativo que elaboraron sus integrantes, agrupando movimientos locales y generando debates. Comenz贸 a recorrer un camino, lento y trabajoso, necesario para organizar a las y los de abajo hasta que la campa帽a medi谩tico-electoral desplaz贸 los problemas centrales del Ecuador.

El futuro no va a emerger de las urnas sino de la capacidad de los movimientos y de los pueblos de seguir transitando por las brechas abiertas por el levantamiento, profundizarlas hasta neutralizar un modelo de muerte, de expropiaci贸n del agua y la tierra.

* Ra煤l Zibechi es periodista y educador popular; acompa帽ante de las luchas de los pueblos de Am茅rica Latina.

Fuente de la imagen: Revista Crisis.com (Foto: La l铆nea de fuego)

Fuente: Publicado el 15 de febrero en el portal Desinform茅monos:

Posted聽
聽in聽
Nuestra America
聽category