鈥淟a pandemia, como sucede con toda peste, ha facilitado la acci贸n de los grupos de
desinformaci贸n y les ha permitido reorganizarse bajo un nuevo liderazgo. Mientras el fujimorismo
y el aprismo se debilitaban bajo el peso de las evidencias de corrupci贸n, un personaje
relativamente oscuro en el 谩mbito pol铆tico (aunque no en el empresarial) tom贸 fuerza y
centralidad en la organizaci贸n de una ultraderecha agresiva y en los hechos, firme defensora de
los corruptos. Se trata del empresario Rafael L贸pez Aliaga鈥.
INTRODUCCION .- (Ed.Campana News, New Jersey, 26 de febrero 2021). Ante la decadencia de la
derecha tradicional politizada y enquistada en la memoria de todas las generaciones hasta el 2000,
la derecha est谩 cerrando filas y apoyando un engendro maquiav茅lico semi-religioso y macartista,
inundando poderosamente con mucho dinero, casi todos los medios hegem贸nicos de la comunicaci贸n
y de las redes sociales, con planes y promesas endulcolorantes, de las que nos tienen acostumbrados
todo los candidatos de la derecha tradicional. Con promesas vacuas, asistencialistas y populistas
gratas a los o铆dos del pueblo arrastrado a la miseria, no toca para nada las estructuras del poder, es
decir pretende mantener los postulados b谩sicos del poder de la burgues铆a tradicional puesta siempre
al servicio de los poderes transnacionales capitalistas, a los cuales sirve y pone a su disposici贸n todos
nuestros recursos y riquezas naturales y permite el mantenimiento del statu quo. Impunidad,
ignorancia y oscurantismo, insalubridad, y migajas h谩bilmente dosificadas para el pueblo es lo que
nos asegura este candidato 鈥渃elestial鈥, 煤nico, casi divino, desprendido, inteligente y emprendedor,
que ha hecho una inmensa fortuna de la nada.


Por Gustavo Gorriti
El fin 煤ltimo del periodismo, y en particular del periodismo de investigaci贸n, es proporcionar la
verdad de hechos relevantes al mayor n煤mero posible de personas. En otras palabras, la misi贸n del
periodismo es darle al pueblo el poder del conocimiento sobre los asuntos de importancia en sus
vidas, para que as铆 puedan decidir, con mayor posibilidad de acierto, sobre su propio destino.
Cuando eso funciona bien, la sociedad civil se fortalece, prospera la democracia y con ella la naci贸n.

Como es obvio, en sociedades corruptas, o autoritarias, o ambas cosas a la vez, las revelaciones del
periodismo de investigaci贸n resultan traum谩ticas para aquellos cuyas fechor铆as son expuestas. Esos
individuos, grupos, c铆rculos, son por lo general poderosos y no desean perder ni el poder ni sus
beneficios. Algunos reaccionan con violencia, a veces brutal; otros con enga帽o y desinformaci贸n; y la
mayor铆a con diversas combinaciones de ambas, de acuerdo con sus posibilidades y circunstancias.

IDL-Reporteros ha desempe帽ado un papel central en la investigaci贸n de los principales casos de
corrupci贸n en el Per煤 durante los 煤ltimos 10 a帽os, sobre todo a trav茅s de los casos concomitantes
de Lava Jato y Lava Juez. Nunca se avanz贸 tanto en las investigaciones contra la corrupci贸n, en el
nivel period铆stico y, a partir de este, en el fiscal. Lejos a煤n de lo necesario y tambi茅n de lo suficiente,
pero con un nivel de profundidad que permiti贸 conocer las formas, modos, montos y personajes con
los que funcion贸 la cutra en el Per煤.

La gran mayor铆a de la gente reaccion贸 con entusiasmo y apoy贸 esas in茅ditas investigaciones, sobre
todo al principio. Luego de manera m谩s sosegada, con la habituaci贸n que suscita toda rutina, incluso
la de lo extraordinario. Hubo gran movilizaci贸n al principio; y ahora se mantiene un respaldo
mayoritario, aunque menos movilizado (lo cual se explica tambi茅n por la Peste).

La contraofensiva de los sectores afectados por las investigaciones anti-corrupci贸n empez贸 con
fuerza desde mediados fines de 2018 y comienzos de 2019. La hubo antes, pero con menor
intensidad y articulaci贸n. La iniciada en 2018-2019 se bas贸 en campa帽as de insultos e intentos de
descr茅dito, difamaciones a veces extravagantes pero siempre est煤pidas, acoso callejero de
peque帽os grupos lumpen (como La Pestilencia); y una campa帽a creciente de desinformaci贸n.

Al final de este art铆culo podr谩n ver una lista de notas relacionadas que describe y actualiza la
perspectiva del tema.

La desinformaci贸n es la mentira que se disfraza de verdad para secuestrarla y servirse de ella. A
veces de manera muy burda y otras con un grado alto de sofisticaci贸n que camufla la mentira con
verosimilitud. La desinformaci贸n es una t茅cnica que se desarroll贸 y utiliz贸 con intensidad mucho
antes de la Segunda Guerra Mundial, durante ella y, despu茅s, a lo largo de la Guerra Fr铆a. Pese a que
su mayor impacto hist贸rico, por lo que estaba en juego, ocurri贸 en la era anal贸gica, la era digital ha
desarrollado nuevas t茅cnicas de falsificaci贸n profunda (y la desinformaci贸n es, precisamente,
falsificaci贸n informativa) que acrecienta mucho la dificultad de detectar la mentira en fotos, v铆deos,
documentos.

Sin embargo, la mayor parte de las acciones de desinformaci贸n, especialmente las que se hacen
aqu铆, son toscas y torpes. Intencionalmente, en varios casos. 驴Por qu茅? Porque la sola insolencia
estridente de las acusaciones tiene un efecto t谩cito de intimidaci贸n sobre la gente e incluso sobre
algunos agraviados. Algo repetido con bulla a trav茅s de esl贸ganes amatonados, lleva a muchos al
silencio, a otros a la persuasi贸n sumisa de tener que rendirse frente a la imposici贸n de una
representaci贸n psic贸tica de la realidad.

La pandemia, como sucede con toda peste, ha facilitado la acci贸n de los grupos de desinformaci贸n y
les ha permitido reorganizarse bajo un nuevo liderazgo. Mientras el fujimorismo y el aprismo se
debilitaban bajo el peso de las evidencias de corrupci贸n, un personaje relativamente oscuro en el
谩mbito pol铆tico (aunque no en el empresarial) tom贸 fuerza y centralidad en la organizaci贸n de una
ultraderecha agresiva y en los hechos, firme defensora de los corruptos. Se trata del empresario
Rafael L贸pez Aliaga.

L贸pez Aliaga, se hizo notorio en el 谩mbito empresarial tanto por su fortuna como por su 谩nimo
litigante. Una nota de Per煤21 publicada hace nueve a帽os, en febrero de 2011, indicaba que L贸pez
Aliaga, con 鈥淢谩s de 170 demandas presentadas ante la Fiscal铆a y el Poder Judicial en los 煤ltimos

a帽os, entre archivadas y vigentes, quiz谩 convierten al hombre de confianza de Luis Casta帽eda en uno
de los mayores litigantes del pa铆s鈥.

La autora de la nota, la periodista Zarella Sierra, dec铆a de 茅l que 鈥渓as amenazas y las palabras de
intimidaci贸n emergen de su boca de forma temeraria y como argumento ante las preguntas
inc贸modas. Rafael Bernardo L贸pez Aliaga Cazorla, candidato al Congreso por Solidaridad Nacional
(SN), parece tener como premisa de vida la denuncia judicial ante cuestionamientos sobre su
ejercicio profesional y laboral鈥.

La fortuna empresarial se contrapes贸 con la condici贸n de candidato sin fortuna al Congreso por
Solidaridad Nacional. Logr贸 ser regidor de Casta帽eda en la Municipalidad de Lima, con quien
mantuvo buena relaci贸n, contrapesada con la muy mala que tuvo con Jos茅 Luna. La salida de este de
Solidaridad y luego el retiro de Casta帽eda del partido por, entre otras cosas, el caso Lava Jato, lo
dej贸 en control de un movimiento desarbolado pero vigente.

Su intervenci贸n en la direcci贸n estrat茅gica de un proceso electoral: las elecciones para el Congreso
en 2020, termin贸 en un fracaso sin atenuantes. L贸pez Aliaga reclut贸 a tres de las m谩s radicales
dirigentes del fujimorismo keikista: Rosa Bartra, Yeni Vilcatoma y Nelly Cuadros, para la lista
congresal. Tambi茅n reclut贸 y puso como candidato a Juan Jos茅 Mu帽ico, alias 鈥楳aelo鈥 , el cabecilla de
la llamada Resistencia (aunque mejor conocida como 鈥楲a Pestilencia鈥), la banda dedicada a acosar,
difamar e insultar a medios de periodismo investigativo (como IDL-Reporteros), fiscales como los del
equipo especial, intelectuales y escritores como Mario Vargas Llosa. La lista no alcanz贸 siquiera el 5%
y no logr贸 elegir ning煤n candidato.

Adue帽ado ya del partido, L贸pez Aliaga le cambi贸 el nombre y hasta el color, reclut贸 a simpatizantes
en la llamada Coordinadora Republicana, un grupo de derecha escler贸tica cuyos razonamientos
hacen sospechar los auspicios ideol贸gicos de Torquemada y del visitador Areche.

Ser de derecha, ser conservador, no es en s铆 nada malo. Las ideolog铆as conservadoras han tenido
formidables intelectuales y magn铆ficos polemistas, muchos de los cuales acentuaron la defensa de
virtudes cl谩sicas como el valor, el honor, la integridad, el respeto a la palabra y la verdad.

L贸pez Aliaga reclut贸 a 鈥楳aelo鈥 y lo hizo candidato al Congreso. Cuando IDL-Reporteros revel贸 la
participaci贸n de Maelo en el asesinato por apu帽alamiento del veterano del Cenepa, Ezequiel
Huaman铆 脩ahuinlla, en 1998, L贸pez Aliaga no solo lo mantuvo en la lista sino lo defendi贸. El estilo
matonesco de ese delincuente le va aparentemente muy bien.

驴Cu谩l es ese estilo? La noche del asesinato de Ezequiel Huaman铆, cuando este, ya herido de muerte
entr贸 a la casa de su t铆a, Santosa Huaman铆, ella vio a alias 鈥楳aelo鈥 detr谩s de su sobrino grit谩ndole
que 鈥渓e sacar铆a las tripas鈥. [Ver: Alias 鈥楳aelo鈥, el crimen impune].

Hace pocos d铆as, algunos desinformadores corrieron el rumor de que yo me encontraba tan enfermo
como para canturrear con los Embajadores Criollos: 鈥測a la ciencia me ha desahuciado/ contagioso y
malo dicen que es mi mal鈥︹. Alias 鈥楳aelo鈥 indic贸 lo que 茅l deseaba que ocurra en el siguiente
fragmento:
Han pasado 22 a帽os desde 1998. El mundo cambi贸. Ese delincuente, no.

Pero adem谩s L贸pez Aliaga no solo auspicia sino participa en patentes campa帽as de
desinformaci贸n.

La semana pasada, las redes de desinformaci贸n de la nunca mejor llamada Derecha Bruta y
Achorada, presentaron, ya no como rumor sino como noticia, el aparente hecho de que un alto
ejecutivo de alguna organizaci贸n de George Soros, estaba por llegar a Lima para entrevistarse
conmigo y dejarme supuestas instrucciones de Soros.

En el delirio paranoico que mentes deslusionales superponen a la realidad, (y que los
desinformadores alimentan y azuzan), hay una especie de gobierno secreto, con fines variadamente
nefastos, que rige el mundo y que maneja como peleles a los presidentes normales. Soros es, en esa
psicosis, el l铆der que manda instrucciones a sus supuestos representantes del gobierno secreto en
ese pa铆s. 驴Y qui茅n es el representante en el Per煤? Pues parece, seg煤n esa ciencia pol铆tica de
manicomio, que este servidor. 驴Por qu茅 nadie me lo dijo, si yo no lo sab铆a? 驴Misterios del Orinoco,
historias del Larco Herrera? Pues no. Claro que hay locos e idiotas de por medio, pero tambi茅n
manipuladores tan c铆nicos cuanto inescrupulosos.

驴C贸mo me enter茅 de que supuestamente me ven铆an a visitar? Como no tengo Twitter, me fueron
pasando mensajes. Pongo aqu铆 algunos en cierto orden para que se hagan una idea de c贸mo opera
una desinformaci贸n espec铆fica.

Primero se anunci贸 la inminente llegada del emisario de George Soros. 驴Su nombre? Robert Malley.
El siguiente texto se redact贸 en forma de despacho period铆stico:

PER脷: varias fuentes anuncian el arribo a Lima, de Robert Malley, para una probable reuni贸n con
Gustavo Gorriti de la ONG IDL (aliado del gobierno de Vizcarra como principal operador pol铆tico y de
Inteligencia de la Red Soros en Per煤) y otras personas que a煤n no se conoce. 芦Coincidentemente禄
cuando el gobierno de Vizcarra (enlazado con la 芦Izquierda caviar peruana禄 que co-gobierna el Per煤
casi desde el a帽o 2000; y a su vez, est谩 adherida al Marxismo Cultural y es dependiente de la Red
Soros por financiamiento y respaldo pol铆tico internacional); se hunde en una nueva crisis de
gobernabilidad [鈥 la llegada de Robert Malley, encajar铆a perfectamente con los d铆as claves en los
cuales el Congreso peruano decide la ratificaci贸n o archivamiento, del anti-soberan铆a de las naciones
y globalista bajo cubierta ambientalista 芦Acuerdo de Escaz煤禄 [鈥 Por lo tanto, todo indica que

Robert Malley llegar铆a al Per煤 para cumplir una misi贸n de alto perfil, en su condici贸n de uno de los
operadores principales, para temas de conflictos graves y Riesgo Pol铆tico, a 贸rdenes de la Red Soros,
el Partido Dem贸crata, el ex presidente Obama, y el lobby jud铆o izquierdista en EEUU. [鈥 Robert
Malley retorno como Presidente y CEO del 芦International Crisis Group鈥 basada en Washington, DC
(dirigida y financiada por la Red George Soros y su hijo Alex Soros); la Red internacional Soros, es
impulsora del Marxismo Cultural (inspirado en la Escuela de Frankfurt) que promueve el Globalismo
y financia la plataforma de la Ideolog铆a de G茅nero a nivel mundial鈥.

Y el 鈥渁nuncio鈥 se convirti贸 en confirmaci贸n. 隆Malley hab铆a llegado a Lima! 隆Estaba en IDL! Los
desinformadores se convirtieron en esp铆as para seguir las actividades de Malley.

Se habr谩n percatado de que esa cuenta de twitter ha manipulado el logo de IDL-Reporteros y usa
incluso la palabra Reporteros, para confundir y quiz谩 lograr que la n谩usea que produce su contenido
pueda de alguna contaminar a la publicaci贸n aut茅ntica. Esa es la desinformaci贸n burda y descarada
en acci贸n a la que me refer铆 l铆neas arriba.

驴Tuvo alg煤n efecto esta descarga sostenida de supuestas informaciones, avaladas por el individuo
que quiere ser presidente del Per煤?

Me parece que algunos cr茅dulos digitales hasta se asustaron, casi como si hubieran visto a Borat
caminando disfrazado por Dasso.

A quienes hayan sufrido ese ba帽o de basura desinformadora, o lo hayan entrevisto aqu铆,
les aclaro lo siguiente:
鈥 No conozco a Robert Malley. Hasta que sali贸 la campa帽a desinformadora no hab铆a escuchado ni
le铆do su nombre.
鈥 No s茅 si Malley viaj贸 o no al Per煤. Lo que s铆 s茅 es que ni Malley ni nadie o nada que se le parezca
lleg贸 a IDL en esos d铆as, en esas semanas, en esos meses.
鈥 No tuve conversaci贸n alguna con Malley ni con nadie que se le parezca, ni en forma personal
(dentro o fuera de IDL) ni en forma virtual, ni en nada de nada.

La llegada de Malley a IDL, la entrevista conmigo, jam谩s sucedi贸. Fue pura desinformaci贸n, pura
impostura y desvergonzada falsificaci贸n de la realidad. Y quienes hicieron esa falsificaci贸n no son
psic贸ticos que alucinan lo que no existe, sino bribones especializados en la mentira, en enga帽ar a
personas c谩ndidas o tan aturdidas por los prejuicios que se dejan atrasar hasta por timadores de
medio pelo.

Ver en acci贸n a desinformadores tan groseramente incompetentes puede tener la comicidad de lo
grotesco. Pero no es para re铆r ni sonre铆r. Ya escrib铆 que a esos desinformadores no les importa lo
r煤stico de su falsificaci贸n de la realidad. Lo que no tienen de convincente lo tienen de insolente, y
juzgan que eso es tambi茅n persuasivo.

Un movimiento de derecha que emplea delincuentes, que participa y utiliza la mentira y la
desinformaci贸n como arma de primer recurso. Cuyo discurso de paranoia pol铆tica arrastra toda la
carga, con apenas una modificaci贸n de nombres, del m谩s infecto antisemitismo secular, 驴tiene algo
de conservadurismo inteligente, basado en valores cl谩sicos? Ciertamente no. Esa derecha no trasuda
solo un tufillo sino un franco hedor fascista.

驴Que son por lo menos nacionalistas al pedir, por ejemplo, que no se ratifique Escaz煤?

Por lo menos L贸pez Aliaga tan nacionalista no es. Si no le gusta que nadie de fuera se meta a
proteger la Amazon铆a, en cambio parece que s铆 le interesa que le cuiden las offshore.

La investigaci贸n period铆stica internacional, los Panama Papers, en la que particip贸 IDL-Reporteros,
sac贸 a luz una cantidad inmensa de datos sobre compa帽铆as offshore, creadas para ocultar cuentas o
patrimonios de las autoridades nacionales.

Como resultado de los descubrimientos, varias fiscal铆as en diversas naciones iniciaron
investigaciones por evasi贸n tributaria y por lavado de dinero, sobre las personas y sociedades
descubiertas. Entre esas personas se encuentra Rafael L贸pez Aliaga.
Figura como imputado junto con los ejecutivos de Mossack Fonseca, los representantes locales de
esa compa帽铆a, un socio suyo y, como demandadas, las empresas聽offshore. Como agraviada est谩 la
procuradur铆a p煤blica especializada en lavado de activos.
Islas V铆rgenes, Nevada, Panam谩鈥 parece que donde la plata y los impuestos est谩n en juego, ah铆 s铆
que no se aplica mucho nacionalismo, 驴verdad?

Posted聽
聽in聽
Comunicaciones
聽category