Muerte e impunidad en la Amazonía

Ojo Biónico.

Verdadero o Falso

Un mes después de la desaparición del periodista Dom Phillips y el experto indígena Bruno Pereira en la Amazonía de Brasil, las autoridades capturaron a los autores confesos de su asesinato. Por los días del crimen, ambas víctimas habían estado registrando las actividades ilegales que afectan al ecosistema y a las comunidades indígenas de la zona. El trágico episodio es reconstruido en este reportaje de The New York Times que compartimos en OjoPúblico.

Brasil: Amnistía Internacional lamenta la brutal muerte de Bruno y Dom y  exige justicia - Amnistía Internacional


Brasil: Amnistía Internacional lamenta la brutal muerte de Bruno y Dom y exige justicia

Amnistía Internacional recibe con gran tristeza la noticia de los asesinatos de Bruno Pereira y Dom Phillips. Nos unimos a las familias de Bruno Pereira y Dom Phillips, a sus compañeras Beatriz y Alessandra, a los miembros del Observatório dos Povos Indígenas (OPI) y a la União dos Povos Indígenas do Vale do Javari (UNIVAJA) en solidaridad por la muerte del experto Indigenista brasileño y del periodista británico.

Los asesinatos de Bruno Pereira y Dom Phillips son inaceptables, pero no son casos aislados en Brasil. Amnistía Internacional seguirá las investigaciones y exigiendo el esclarecimiento de las circunstancias que rodean la desaparición y el asesinato de los defensores de los derechos humanos y de la Amazonia, así como la rendición de cuentas de todas las personas implicadas en este crimen. El Amazonas debe ser un lugar seguro para todas las personas. Desde Amnistía Internacional exigimos protección y libertad en el ejercicio de la defensa de los derechos de los Pueblos Indígenas y del derecho a la libertad de prensa en todo Brasil.  

Amnistía Internacional exige justicia para Bruno y Dom. Sus familias deben tener acceso a la verdad y a la reparación

“Brasil es uno de los países más letales para personas defensoras de los derechos humanos y ambientalistas en todo el mundo, y esta realidad es consecuencia de una política que promueve ataques a la legislación ambiental, desmantela las instituciones de promoción y protección de los derechos de los Pueblos Indígenas y criminaliza las luchas y organizaciones comunitarias,” dijo Jurema Werneck, directora ejecutiva de Amnistía Internacional Brasil

En memoria a los 33 defensores de Derechos Indígenas asesinados en 2021 en  América Latina | Cultural Survival
En memoria a los 33 defensores de Derechos Indígenas asesinados en 2021 en América Latina

“Amnistía Internacional exige justicia para Bruno y Dom. Sus familias deben tener acceso a la verdad y a la reparación. La sociedad brasileña necesita ver el fin de la impunidad y la falta de políticas públicas que promueven y garantizan los derechos. El gobierno del presidente Jair Bolsonaro no puede cerrar los ojos ante los crímenes que ocurren en la Amazonía, ni ser cómplice de ellos. Es urgente que se tomen todas las medidas posibles para que este ciclo de violencia en la Amazonia termine. ¿Quién protege a los que protegen los derechos de los pueblos indígenas y de la Amazonia? Es el Estado brasileño el que tiene este deber.”

En memoria a los 28 defensores de los derechos Indígenas asesinados de  2019- América Latina | Cultural Survival
En memoria a los 28 defensores de los derechos Indígenas asesinados de 2019- América Latina

Si desean más información o concertar una entrevista, pónganse en contacto con:

Duncan Tucker (Amnistía Internacional Américas): duncan.tucker@amnesty.org

Matheus Vieira (Amnistía Internacional Brasil): imprensa@anistia.org.br

Este asesinato refleja lo que también ocurre en la Amazonía peruana. El escenario es muy similar: zonas alejadas sin presencia estatal y defensores ambientales indígenas sin protección, expuestos al crimen organizado. Las consecuencias de enfrentar a la ilegalidad en tierras amazónicas no culminan con estos crímenes, sino que persiguen a los deudos cuando buscan justicia.

OjoPúblico reunió una serie de testimonios de familiares de defensores ambientales que han sido amenazados por enfrentar a la impunidad. Desde 2011, al menos 29 defensores han sido asesinados en el Perú por proteger a su territorio del narcotráfico, la tala y la minería ilegal y la invasión de sus territorios.

Agentes de policía cargando los cuerpos de Bruno Pereira y el Dom Phillips en Atalaia do Norte.
Foto: Victor Moriyama / The New York Times

FUENTE: Ojo Público
ojopublicoperu@gmail.com via gmail.mcsv.net
Posted 
 in 
Derechos Humanos
 category