La legislación requeriría un mínimo de 10 votos republicanos para derrotar a un obstruccionismo en
el Senado. (ASSOCIATED PRESS)
Por Selena Rivera*
Los Angeles, feb. 18, 2021 — Los demócratas presentaron este jueves un amplio proyecto de ley de
inmigración con un camino de 8 años hacia la ciudadanía, lo que causa el aplauso de varios activistas
proinmigrantes.
El proyecto de inmigración incluye establecer un camino hacia la ciudadanía para los
aproximadamente 11 millones de inmigrantes indocumentados que viven en Estados Unidos.

La medida está respaldada por el presidente Biden. Su administración y los demócratas del Congreso
se encuentran bajo la presión de los defensores de la inmigración para que actúen rápidamente para
impulsar el proyecto de ley, pero no está claro qué tan rápido buscarán su aprobación.

Si bien los demócratas tienen escasa mayoría en ambas cámaras del Congreso, la legislación
requeriría un mínimo de 10 votos republicanos para derrotar a un obstruccionismo en el Senado.

El proyecto de ley demócrata incluye un proceso acelerado para los inmigrantes que fueron traídos
al país por sus padres a una edad temprana con el estatus temporal de DACA, con ciertos
trabajadores agrícolas, beneficiarios anteriores del Estatus de Protección Temporal, así como a las
personas que huyeron de las guerras.
El plan busca impulsar el programa de visas de diversidad.
Leucadia Barber Shop manger Emiliano Zermeno (right) cuts the hair of Ben Canedy,13, on May 27,
2020 in Encinitas, California. This was the first day salons have been allowed to reopen since the
shutdown.

El proyecto de ley también reemplaza el término “extranjero” en las leyes de inmigración de Estados
Unidos por “no ciudadano”.
Establece un camino de 8 años hacia la ciudadanía para inmigrantes indocumentados que llegaron a
Estados Unidos antes del 1 de enero.

Aumentar los límites por país en las cifras de inmigración legal basada en la familia y el empleo.
Deroga la sanción que prohíbe a los inmigrantes indocumentados que abandonan el país regresar a
Estados Unidos por un período de entre tres a diez años.

Ampliar los grupos de trabajo antidrogas transnacionales en Centroamérica y aumentar el
financiamiento para tecnología en la frontera sur.
El proyecto de ley también incluye varias disposiciones de la New Deal for New Americans Act, que
presenta un plan para un liderazgo federal integral en la integración e inclusión de inmigrantes. Estas
disposiciones incluyen financiamiento para organizaciones locales que ayudan a facilitar el acceso a
la legalización para todas las personas elegibles, independientemente de su situación económica, y
apoyo para programas de acceso al inglés y desarrollo de la fuerza laboral, a fin de eliminar las
barreras que impiden que los inmigrantes participen plenamente en sus comunidades y economías
locales. Incluyen, además, disposiciones que facilitan la naturalización de los ancianos y los
graduados de la escuela secundaria. También promovería el sentido del Congreso de que todos los
individuos que enfrentan la deportación deben tener derecho a un abogado, a expensas del
gobierno si no pueden pagarlo, al requerir que el Departamento de Seguridad Nacional designe
abogados para niños, personas vulnerables y los padres de menores estadounidenses que se
encuentran en la corte de inmigración.
“Aplaudimos la Ley de Ciudadanía de Estados Unidos como un paso necesario para dar la bienvenida
a todos los inmigrantes, unir nuestras comunidades y potenciar la economía”, dijo Nicole Melaku,
directora ejecutiva de NPNA.

“Es hora de que el Congreso apruebe soluciones de sentido común que den la bienvenida a millones
de inmigrantes que han sido una parte integral de nuestras comunidades y nuestro país durante
décadas”, manifestó Angélica Salas, directora ejecutiva de la Coalición por los Derechos Humanos de
la Inmigración y copresidenta de la Junta de NPNA.

Pablo Alvarado, Co-Director Ejecutivo de la Red Nacional de Organización de Jornaleros (NDLON) dijo
que si bien la Administración Biden es ciertamente una mejora con respecto a las dos últimas
administraciones, se necesita mucho más liderazgo presidencial, y bastante más rápido, para aliviar
la crisis de derechos humanos doméstica causada por décadas de política estadounidense
brutalmente injusta hacia inmigrantes y refugiados.

“La implementación tambaleante de una agenda de reforma migratoria debería ser una llamada de
atención para todos los que estamos más afectados por el fracaso del gobierno de que debemos
unificarnos, alzar nuestra voz y exigir derechos en lugar de esperar a que otros nos hablen y nos
hablen por ellos”, dijo.

“El presidente Biden tuvo la oportunidad de presentar su proyecto de ley, enérgicamente, en CNN
esta semana, y no lo hizo. Debe trabajar mejor”, sostuvo.

El Fondo Educativo de la Asociación Nacional de Funcionarios Latinos Electos y Designados (NALEO)
dijo que, durante décadas, se ha necesitado una reforma migratoria integral que sea justa y humana.

“Hoy, el Congreso se enfrenta al desafío crítico de si finalmente puede entregar una reforma
migratoria a una nación que la necesita desesperadamente. Este problema ya no puede esperar.
Hacemos un llamado a los legisladores a unirse en un esfuerzo bipartidista para finalmente llevar
esto a cabo”, dijo.

*Selene Rivera. Oriunda de México, D.F., inició su carrera de periodismo en 2004, en Los Ángeles,
California. Rivera trabajó para el periódico bilingüe Eastern Group Publications como editora,
traductora y escritora en temas de política, educación, inmigración, salud y comunidad hasta que su
experiencia le abrió las puertas como periodista independiente en HOY. Actualmente, Rivera
contribuye con historias informativas del Sur de California.

Posted 
 in 
Inmigración
 category