Uruguay y el viraje hacia China

驴se debilita la hegemon铆a ideol贸gica (y comercial) de EE.UU. en las derechas latinoamericanas?

Publicado:19 jul 2022 14:29 GMT

El anuncio de que ambos pa铆ses avanzan hacia un Tratado de Libre Comercio era inimaginable hace unos a帽os. Se trata de una de las derechas hist贸ricas del Cono Sur, aliada al Gobierno estadounidense.

Uruguay y el viraje hacia China: 驴se debilita la hegemon铆a ideol贸gica (y comercial) de EE.UU. en las derechas latinoamericanas?
Los presidentes de Uruguay, China y EE.UU., Luis Lacalle Pou, Xi Jinping y Jose Biden, respectivamenteHenry Nicholls / Milos Bicanski / Tom Williams / Gettyimages.ru

"Hemos llegado a un acuerdo que es beneficioso para ambos y ahora s铆 empezar formalmente la negociaci贸n para un Tratado de Libre Comercio (TLC) con China".

As铆 comunicaba el presidente uruguayo, Luis Lacalle Pou, que una vez culminado el estudio de factibilidad que 茅l mismo hab铆a anunciado en septiembre del 2021, su Gobierno y el de China se mostraron dispuestos a acordar un TLC, lo que le da el pistoletazo a la negociaci贸n.

Que este anuncio coincida con el conflicto en Ucrania era inimaginable pocos a帽os atr谩s. Lo que menos se pod铆a esperar es que este tipo de iniciativas viniera de una de las derechas hist贸ricas del Cono Sur, aliada al Gobierno de EE.UU.

Es notorio que nadie puede acusar a Lacalle Pou de ser un populista advenedizo, un 'outsider' que no tiene conexi贸n pol铆tica. El presidente uruguayo tiene la suficiente raigambre pol铆tica como para ser considerado un genuino l铆der de derecha. Esto quiere decir que es la derecha institucional uruguaya la que est谩 dando la espalda a EE.UU. y estableciendo un Tratado con China, no en cualquier momento, sino en plenas crispaciones geopol铆ticas.

La clave para entender el giro comercial de Lacalle, y seguramente de la clase pol铆tica uruguaya, es que el presidente considera que quien est谩 virando no es Montevideo, sino Washington.

En una entrevista a la BBC a finales de mayo, Lacalle afirm贸: "Piensan que desde la frontera en M茅xico hasta Tierra del Fuego tenemos todos los mismos problemas y las mismas necesidades (鈥) Hoy el Gobierno de EE.UU. no est谩 mirando al sur. Eso es un problema para nosotros".

El presidente uruguayo explica su decisi贸n: "Pongo mis huevos donde puedo. Eso es lo que tengo que hacer con mi pa铆s, abrir mi pa铆s (鈥) El 37 % de nuestras exportaciones van a China y estamos dispuestos a ampliar nuestros mercados. Eso es lo que estamos haciendo ahora mismo aqu铆".

La Cumbre de las Am茅ricas y el Cono Sur

La reciente Cumbre de las Am茅ricas, celebrada en la ciudad de Los Angeles, tuvo como objeto central el tema de la migraci贸n. Los pa铆ses del Cono Sur, a excepci贸n de Chile, no tienen los graves problemas en este tema que viven otras naciones del continente. Sencillamente, este conglomerado de pa铆ses se ha quedado 'fuera de juego', sin ning煤n inter茅s de 'trabajo com煤n' por parte de la vocer铆a estadounidense.

Los actores de derecha pierden interlocuci贸n con Washington, mientras por abajo, sin grandes despliegues ni muchos comunicados oficiales, se refuerzan las relaciones comerciales con China.

En d茅cadas pasadas, cuando Washington bland铆a su espada "antiterrorista" o "anticomunista" lograba una cohesi贸n que ya ha dejado de ser efectiva en varios pa铆ses que, hasta hace pocos a帽os, acog铆an de manera autom谩tica sus determinaciones.

La Cumbre confirm贸 que el Partido Dem贸crata ha llegado al poder y quiere concentrar su relaci贸n con Am茅rica Latina para resolver los problemas internos de EE.UU., como las drogas y la migraci贸n irregular, sin abrir franca confrontaci贸n ideol贸gica con las f贸rmulas izquierdistas que han resultado exitosas en el campo electoral.

As铆, los actores de derecha pierden interlocuci贸n con Washington, mientras por abajo, sin grandes despliegues ni muchos comunicados oficiales, se refuerzan las relaciones comerciales con China.

El Cono sur ya no existe?

El Cono Sur represent贸 para EE.UU., durante la guerra fr铆a, especialmente en los a帽os setenta y ochenta, un laboratorio de aplicaci贸n de dictaduras militares de mano dura contra las insurgencias nacional-populares. Hoy en d铆a, despu茅s del lustro trumpista y el fin del Grupo de Lima, estos pa铆ses se est谩n desmarcando de la alianza hist贸rica con Washington.

La neutralidad del presidente brasile帽o, Jair Bolsonaro, en pleno conflicto en Ucrania, as铆 como sus m谩s recientes declaraciones en torno a la compra de combustible a Rusia, es otro asombroso evento que surge de las derechas de la subregi贸n.

La argentina peronista es quiz谩 el mejor ejemplo, mucho m谩s acabado ideol贸gicamente, sobre las buenas relaciones comerciales y pol铆ticas con China, aunque en este caso desde la izquierda.

Brasil y Argentina apuestan mucho m谩s hoy por participar en el grupo de potencias emergentes del BRICS que en un nuevo auge del Mercosur.

El caso de Chile es a煤n m谩s parad贸jico. No pensamos tanto en el hist贸rico triunfo del actual presidente, Gabriel Boric, sino en las declaraciones de un populista de derecha radical como el excandidato Jos茅 Antonio Kast.

驴La derecha busca su revoluci贸n? Las razones del extrav铆o conservador en Am茅rica Latina (y su posible br煤jula)

驴La derecha busca su revoluci贸n? Las razones del extrav铆o conservador en Am茅rica Latina (y su posible br煤jula)

En medio de sus discursos ideol贸gicos que propon铆an un bloqueo a Venezuela, cuando le preguntaron si romper铆a relaciones con el gigante asi谩tico, Kast sostuvo: "Es complejo el tema econ贸mico, lo que pasa es que c贸mo lo hacemos de un d铆a para otro si tenemos un intercambio comercial con ellos, es una realidad (鈥) Si cortamos la frontera con China, hoy d铆a el prejuicio para miles de chilenos ser铆a enorme".

Como vemos, la fobia contra China que se hab铆a cuajado desde EE.UU. no solo ya est谩 caduca en la regi贸n, sino que incluso es desconocida por sus propias derechas.

De esta manera, el Cono Sur est谩, bajo diferentes procesos, modificando sus relaciones con el mundo y constituyendo una nueva estructura comercial que puede debilitar sus anteriores intentos de unificaci贸n.

Cumbre del Mercosur

El 21 de julio se inicia la cumbre del Mercosur en Paraguay y la noticia de la negociaci贸n de un TLC entre Uruguay y China puede traer fuertes diatribas en el seno del grupo.

Sin embargo, todos saben que la 茅poca actual es diametralmente opuesta a la que llev贸 a la creaci贸n del Mercosur, a principios de los noventa.

El Mercosur se dise帽贸 para fortalecer los procesos de negociaci贸n comercial entre sus miembros y de cara a Europa y Norteam茅rica. Por lo tanto, el TLC entre Uruguay y China implica una alineaci贸n econ贸mica con el adversario de Occidente en materia comercial (aunque no pol铆tica), pero justo ahora eso importa y mucho.

En este contexto, Mercosur tiene que realinearse a las nuevas agendas nacionales que han venido tejiendo los pa铆ses con potencias diferentes a las que pensaron originalmente. Todo eso se pondr谩 sobre la mesa en la cumbre de esta semana.

China avanza

Seg煤n un estudio reciente de Reuters, China ha superado a Estados Unidos en relaciones comerciales con Am茅rica Latina (salvo M茅xico) y la brecha est谩 creciendo desde que el presidente Joe Biden lleg贸 a la Casa Blanca.

China ha hecho su papel de potencia comercial mundial avanzando lenta, pero sostenidamente, aunque evitando cualquier disputa pol铆tica que derive en controversias o sospechas ideol贸gicas.

En 2021, el valor total del comercio entre China y Am茅rica Latina y el Caribe aument贸 41,1 % respecto a 2020, registrando un nuevo r茅cord en las transacciones, por valor de 451.591 millones de d贸lares, seg煤n datos oficiales.

China ha hecho su papel de potencia comercial mundial avanzando lenta, pero sostenidamente, y arropando con mayor viscosidad las relaciones comerciales, aunque evitando cualquier disputa pol铆tica que derive en controversias o sospechas ideol贸gicas.

Uruguay y el nuevo mapa pol铆tico mundial

El nuevo escenario mundial, la forma que est谩 tomando y la beligerancia acumulada de Am茅rica Latina representan un campo de oportunidades para toda la regi贸n. Y Uruguay es quiz谩 un muy buen ejemplo de ello.

Con esta decisi贸n de empezar a negociar un TLC con China, Montevideo asume la oportunidad que le da un nuevo mundo en el que la multipolaridad no es una vaga ideolog铆a, sino un campo de negociaci贸n en el que seguro saldr谩 ganando por las ventajas que supone el mercado chino para las exportaciones.

El mundo est谩 cambiando y el sur de Suram茅rica se lo est谩 tomando en serio.

Ociel Al铆 L贸pez es soci贸logo, analista pol铆tico y profesor de la Universidad Central de Venezuela. Ha sido ganador del premio municipal de Literatura 2015 con su libro Dale m谩s gasolina y del premio Clacso/Asdi para j贸venes investigadores en 2004. Colaborador en diversos medios de Europa, Estados Unidos y Am茅rica Latina.

Las declaraciones y opiniones expresadas en este art铆culo son de exclusiva responsabilidad de su autor y no representan necesariamente el punto de vista de RT.

Posted聽
聽in聽
Economia Politica
聽category